Rosario de Nuestra Señora


El culto a Nuestra Señora del Rosario, tiene desde hace siglos un gran arraigo en nuestra Diócesis. La antigüedad de esta devoción en Córdoba se remonta a los últimos años del siglo XVI y tiene como principal centro de irradiación la Real Iglesia de San Pablo donde en una de sus capillas se encuentra la Imagen de Nuestra Señora del Rosario que data del siglo XVIII”.

Así daba comienzo el documento episcopal, firmado el 7 de octubre de 1992 por el obispo Infantes Florido, que decretaba el honor de la coronación canónica de la sagrada imagen de Nuestra Señora del Rosario en sus Misterios Dolorosos, titular de la hermandad del Cristo de la Expiración. Otras efigies de la Reina del Santo Rosario reciben la oración de los cordobeses. Antiguas, como las veneradas en San Agustín, Santa Marina o la iglesia del Campo de la Verdad. Modernas, como la titular de la parroquia de la Electromecánicas o las numerosas imágenes de la Virgen del Rosario de Fátima.

El secular impulso devocional de la Orden de Predicadores cristalizaba en el mundo cofrade cordobés con la fundación de numerosas hermandades erigidas para celebrar rosarios públicos por las calles cordobesas. La primera documentada, la que en 1695 se obligaba a realizar el piadoso ejercicio desde la flamante ermita de Nuestra Señora del Socorro. Entre el legado espiritual de aquellas cofradías rosarianas, la imagen inefable de la Señora de Córdoba, la Virgen de los Dolores, tallada en 1718 por Juan Prieto por encargo de los hermanos del rosario fundado en el hospital de San Jacinto.

Viva en nuestros días la devoción que aúna la meditación de los principales misterios de nuestra salvación con la reiterada invocación a la Madre del Salvador, son incontables los cordobeses que a diario o con frecuencia unen sus vidas con lo divino a través del rezo del rosario. Dignos de especial mención, aquellos que lo rezan en su ancianidad, algunos en pequeñas comunidades de oración que en las residencias de mayores reciben día a día la gracia que emana del rosario de María Santísima.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here