Gratis total


Cuentan las crónicas de antaño que un alcalde de la ciudad, allá por el primer tercio del pasado siglo, decidió contratar a la orquesta más famosa en la España del momento, para ofrecer un concierto en la feria de Nuestra Señora de la Salud. Llegada la fecha asignada para la actuación, el pobre alcalde era un poema llorando su pena por los rincones. El concierto había sido un rotundo fracaso de público. Se devanaba los sesos buscando una explicación para aquel fiasco. La respuesta a sus preguntas vino de la mano del secretario general de la corporación quien, con no poca sorna, le espetó al primer edil: “¡Ya se lo dije, Sr. Alcalde, en Córdoba, cueste lo que cueste… ha de ser gratis!”
 

gratis
Antigua carrera oficial./Foto: Paco Román

Esta anécdota viene a cuento de una conversación mantenida hace unas semanas con un cordobés, cofrade de una de las hermandades más señeras de la ciudad de la Giralda. El hombre se rasgaba las vestiduras ante el deseo de nuestra Agrupación de cerrar la carrera oficial a quienes no ocuparan palcos o sillas. Curiosamente, cuando le respondí que la idea era igual a lo que se hace en Sevilla, el buen señor decía que no era lo mismo, aunque no fue capaz de darme una explicación mínimamente lógica. Reconozco que su queja no deja de recoger el sentir de la mayoría de nuestros conciudadanos, acostumbrados a “participar activamente” en todos los eventos que se organizan en la ciudad, mirando desde las aceras mientras comen kilos y kilos de pipas. Para esta inmensa mayoría, si nosotros los cofrades ocupamos la vía pública con nuestros cortejos, ellos tienen derecho a situarse en el lugar que mejor les convenga, incluida la carrera oficial.
La cuestión radica en que, por motivos de seguridad y para facilitar el tránsito de vecinos y clientes, se tiene que dejar un espacio de 1,80 metros detrás de palcos y sillas, lo cual me hace temer que, si alguien no lo remedia y reconozco que lo van a tener complicado, volveremos a ver escenas como la que ilustra este comentario.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here