Vaya sainete


Asistimos estos días a una comedia que tiene como protagonistas a los socios de gobierno de nuestra ciudad. O quizás podría pensarse que el tono de esta representación está tomando más bien tintes de drama. En cualquier caso, una farsa, aunque puede acabar en un desenlace funesto.

Las últimas declaraciones del Sr. García y los comunicados emitidos por su partido constituyen una tremenda irresponsabilidad. Generan un caos y desconcierto innecesario, y que comienza a provocar en los ciudadanos aprensión, sospecha, preocupación y temor.

La alcaldesa, Sra. Ambrosio, parece que por fin sale del ostracismo en el que anda sumergida salvo para hablar de diálogo y diálogo. A ver si es verdad que toma las riendas de ese carro desbocado y se pone al frente con la vara de mando, que no sólo está para dar lustre a la foto de la toma de posesión. Es el símbolo y signo del quehacer del cargo para el que se supone que ha sido elegida: Poner orden en una casa desbarajustada donde reina la anarquía.

Hace bien la alcaldesa en decir hasta aquí hemos llegado. Basta de tonterías e idioteces. Los técnicos del consistorio, las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, la policía local, bomberos, protección civil y la Agrupación de Hermandades se están tomando muy en serio la seguridad y el bienestar de los cordobeses. Sin embargo, su díscolo segundo se alinea con pequeños grupos carentes de representatividad real que solo buscan el rédito de aparecer en un titular.

Y ya que al parecer ha cogido el bastón de mando, a ver si pone también orden en la limpieza, que vaya tela como está la ciudad. Y en otro sainete, el turístico, que a este ritmo se cargan ustedes la gallina de los huevos de oro, y dan al traste con la ciudad de Córdoba.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here