Veremos que inventan ahora

40

La semana pasada no ha transcurrido muy bien para algunos partidos políticos que gobiernan en nuestra ciudad ni tampoco para aquellos grupos que se habían erigido en los únicos portavoces de la ciudadanía cordobesa como hacen siempre, inventan, parloteando cansinamente hasta la saciedad con más intención que razón y con escasos argumentos serios y bien informados.

Celosía de la nave 17 del Conjunto Monumental Mezquita Catedral./Foto: LVC
Celosía de la nave 17 del Conjunto Monumental Mezquita Catedral./Foto: LVC

Un septenario triste y doloroso el que han vivido al conocer dos noticias de gran alcance, un pequeño Vía Crucis mediático que repentinamente los ha sumido en un silencio o los ha puesto en estampida como a Pedro: yo no he sido, yo no estaba, fueron otros… de risa y en tanto, el gallo parisino cantó. La primera andanada vino en formato de resolución internacional de tierras gabachas pasando por la capital del Reino de España hasta llegar a la sitio de San Telmo para reafirmar algo sobradamente sabido por el cordobés de a pié más o menos ilustrado que una segunda puerta o el paso de procesiones por el interior del templo catedralicio no le hacen pupa al monumento ni pone en peligro la declaración de valor excepcional otorgado en Doha por la UNESCO, todo lo contrario, viene a enriquecer y fortalecer esta distinción. El elenco de escribas y sacerdotes de la religión laicista vieron truncado su propósito de crucificar al cabildo de la Catedral de Córdoba. Volviendo al reo de nuevo a la casilla de salida: a las manos de nuestra ilustre paisana, ahora Consejera y desde siempre cofrade, la que tiene que dictaminar el orden a seguir en esta estación de penitencia. Y a tenor de lo leído, nuestra diputada mayor de gobierno –vocal de esta estación de penitencia- parece ser que ha visto con claridad lo que estoy convencido habrá dibujado una mueca en su rostro de alivio y satisfacción al experimentar como esta magna losa de sinsentido deja de estar sobre sus hombros.

La estación de penitencia alumbrada por cirios amarillo tiniebla se ha hecho aún más sufrida y pesada para la cohorte laicista de sayones con plumero cuando muy a su pesar toda la cofradía experta en asambleas anticlericales, de pancarta, plumillas e intelectuales fervientes devotos de lo público y medios partidistas ciegos ante la evidencia conocieron el informe de la asesoría jurídica del Ayuntamiento animando a la Sra. Alcaldesa y demás ediles a cejar en su intentona de reclamar la propiedad pública de la Mezquita Catedral. Este informe viene a corroborar contundentemente lo defendido por el Cabildo y por numerosos expertos en la materia a lo largo de estos últimos años de caos, contaminación, falacias, enredos… No obstante, siguen existiendo algunos ediles, que invocando un acuerdo de investidura no desisten de seguir dando la matraca sobre este asunto dejando de emplear energías en lo que verdaderamente preocupa a la ciudadanía. Ahora se les ha ocurrido la memez de crear una comisión de expertos ajena a la institución pública para seguir instigando y generando división en la sociedad cordobesa, me imagino, que cuando esa comisión, que veo muy lejana en su constitución, les vuelva a poner en su sitio albergarán la locura de crear otra supracomisión, por aquello del supradominio público, hasta que se les pegue el arroz. Como diría un amigo, con mis impuestos “tonterías las precisas”, ya está bien de querer distraer la atención de lo verdaderamente importante.

No obstante, no ha sido todo malo en esta procesión laicista. También han generado riqueza en la ciudad y una magnífica imagen de la Iglesia en Córdoba. Me preguntan cómo, muy fácil. Gracias a su empeño de internacionalizar su errores y empecinamiento han conseguido traer hasta este rincón del mundo la atención universal invitando a medios de comunicación de todo el orbe para decirles qué buenos son ellos, Robin Hood contemporáneos, y qué malísima es la Iglesia de Córdoba que se ha quedado con los bienes de los pobres para enriquecerse. Ante la ausencia de una promoción turística positiva, seria y con proyección de la ciudad hemos tenido esta otra que puso a la Mezquita Catedral en el punto de mira internacional; se lo dice alguien que ha tenido que atender con satisfacción a numerosos periodistas venidos con invitación de aquellos que peleaban por la titularidad pública del monumento, dejando traslucir una división social inexistente en la ciudad. Igualmente, han dado la oportunidad, con una inestimable generosidad, al Cabildo para que se diese a conocer y se valorara su gestión y trabajo en el cuidado de la joya de Córdoba a lo largo de los siglos. Por lo tanto, no hay mal que por bien no venga. Siendo fieles a la verdad, esta situación desenfrenada y caótica que hemos vivido en algo habrá influido para que los turistas a través de TripAdvisor hayan situado la Mezquita Catedral en 2016 en el primer monumento de España, segundo de Europa tras la basílica de San Pedro y sexto del mundo.
Puestos ya, viendo lo que hemos visto, estaría bien dejar de inventar o generar conflictos artificiales y sí trabajar por una ciudad de excelencia, de puertas abiertas, de concordia… en definitiva, dejar que Córdoba sea Córdoba. Sea domingo de Resurrección.

5 Comentarios

  1. Mandad este comentario y otros de parecido calado al diario Córdoba… para que se puedan informar sus lectores, para que puedan leer opiniones sensatas, coherentes, para que haya, al menos igualdad. Qué daño está haciendo ese panfleto libertario …. que llega a los colegios , centros de la tercera edad, bibliotecas…. pagado, como siempre, con el dinero de todos. !!Y que mis impuestos se gasten en eso !!!

  2. muy bien dicho .creo que ya esta bien.lo que tienen que hacer es pensar en todos los Co
    rdobeses y buscar que los parados encuentren trabajo

  3. No se si ha quitado mi comentario…Aguilar ha actuado como Pilatos lavandose las manos y dejando el monumento en manos de mutiladores de la historia, patrimonio, arte, cultura de nuestro mas emblemático monumento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here