El patio de Lepanto

52

Será un punto de encuentro para los vecinos de esta zona que habían olvidado este lugar, que hacía muchos tiempo que no figuraba en las reivindicaciones de sus representantes oficiales

patio lepanto
Patio del antiguo cuartel de Lepanto. /Foto: JC

Realmente fue todo un descubrimiento. La memoria de la ciudad había olvidado que en el corazón de lo que fue el cuartel de Lepanto, a tiro de piedra de la muralla del Marrubial y de los Padres de Gracia, en la misma linde del casco histórico, existía un espacio gigantesco dispuesto para tener infinidad de usos durante todo el año. Los periodistas que asistimos el pasado lunes a la presentación de los planes municipales para este espacio no dábamos crédito a que durante tantos años hubiera estado sumido en el más completo abandono y olvido oficial. 

Este patio se asienta en pleno meollo de una de las zonas más populosas de Córdoba. Por un lado está el barrio de San Lorenzo, pero también está rodeado por Levante y La Viñuela, que se levantaron hace algo más de medio siglo, cuando la vivienda, densa y angosta, primaba sobre los equipamiento en los que desenvolver la vida comunitaria en sus más múltiples facetas. 

Cuando el plan META del ministro Narcis Serra desmilitarizó la ciudad, el Ayuntamiento inició la negociación con el Ministerio de Defensa para la reversión de esta ingente cantidad de suelo. El cuartel de Artillería, con Sadeco y Urbanismo, está resuelto desde hace tiempo; las Caballerizas Reales y la Zona de Reclutamiento siguen en negociación, y el de Infantería permanece aún a medio resolver, con espacios ya aprovechados y otros en ruina. 

Entre estos últimos se encuentra este patio con casi 5.000 metros cuadrados, rodeado de naranjos de gran porte y de una galería porticada que puede pasar a ser la infraestructura por excelencia de esta zona de la ciudad. La teniente de alcalde de Participación Ciudadana, Eva Contador, detalló los innumerable usos que se le pueden dar a este recinto una vez concluyan, dentro de dos años, las obras que ha previsto el gobierno municipal y que, al parecer, no se le habían ocurrido antes a nadie de puro obvias que son. Desde sala de conciertos al aire libre a cine de verano, lugar para la celebración de actividades deportivas, lúdicas, solidarias, y, por encima de todo, punto de encuentro para los vecinos de una zona de la ciudad que habían olvidado este lugar, que hacía muchos tiempo que no figuraba en las reivindicaciones de sus representantes oficiales, cuyos intereses no coinciden en muchas ocasiones con quienes realmente viven allí.

Contador explicó que primero se va a hacer la denominada Casa de la Solidaridad, y que seguidamente se ejecutará el proyecto relativo al patio, para el que se prevé una inversión de unos 900.000 euros y que podrá a punto estas media hectárea para el disfrute de todos. Y sin solería, oiga.

Ojalá esta idea fructifique, y nada ni nadie lo frustre, para que los vecinos puedan disfrutar pronto de un espacio multiusos en el que habrá actividades a cada momento y que será la envidia del resto de la ciudad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here