Cordobeses para un nuevo gobierno andaluz


Quizá la sorpresa de la semana la diera el nombramiento de José Antonio Nieto como consejero de Justicia y Función Pública

José Antonio Nieto./Foto: Irene Lucena

No vamos a caer en la reducida mirada de valorar a todo un flamante gobierno andaluz solo en clave provincial, pero es inevitable el detenerse en los nombres propios y cordobeses que forman parte del primer gobierno popular con mayoría absoluta y del síntoma saludable que para la formación centrista supone el ganar peso en labores de gobierno y también orgánicas.

Si comenzamos por estas últimas tenemos que detenernos de nuevo en la figura de Antonio Repullo, que tras el nombramiento de la hasta ahora secretaria general, Loles López, como nueva consejera de Igualdad, Juventud e Integración Social, convierte al cordobés prácticamente en el ‘número dos’ del PP andaluz, lo cual por otra parte no es sino una progresión lógica en su trayectoria y sobre todo carisma y capacidad de trabajo. Repullo ejerce y representa lo que quizá perdió el partido hace años – sobre todo confianza- y es un claro ejemplo de lo que el presidente Juan Moreno busca a pesar de la mayoría absoluta, que es el diálogo y el consenso, lo que queda refrendado además por la figura de Jesús Aguirre, que en su nuevo rol de presidente del Parlamento andaluz tendrá oportunidad de demostrar esa capacidad para el encuentro común.

Quizá la sorpresa de la semana la diera el nombramiento de José Antonio Nieto como consejero de Justicia y Función Pública, sobre todo porque en los últimos meses se apuntó hacia las diferencias larvadas en el tiempo entre Juanma Moreno y el cordobés – sobre todo desde la prensa madrileña- y su ausencia de las listas se interpretó en algunos casos como un punto que reforzaba ese argumento. Pero está claro que el presidente de la Junta ha sabido valorar el bagaje de quien ha ocupado diversos cargos en la administración pública, como alcalde y secretario de Estado, y que ha ejercido una absoluta lealtad a la formación popular – y al propio Moreno- como portavoz del grupo en la anterior legislatura. Y puede que haya jugado en su favor el paso dado en las últimas elecciones para la elaboración de las listas autonómicas, quedándose fuera voluntariamente, una generosidad que va de la mano de la lealtad antes mencionada.

Entre los independientes que Moreno ha elegido, Rocío Blanco repite en Trabajo y Empleo Autónomo aunque provenga de la órbita de Ciudadanos y Gómez Villamandos, ex rector de la UCO, confirma los rumores que se escuchaban hace meses en la ciudad sobre su cargo como consejero (Universidades e Innovación) y sobre todo la capacidad política de quien ha sabido moverse con los mejores hilos y los vientos favorables desde sus cargos en la administración universitaria.

A todos ellos les deseamos lo mejor, qué duda cabe, porque también será lo mejor para una Andalucía que comienza una andadura difícil en el contexto nacional pero ilusionante a pesar de todo.