El entorno digital


Todo ello será posible gracias a la colaboración público-privada como mejor herramienta para conseguir estos objetivos

normal
Antiguo edificio de la Normal de Magisterio. /Foto: JC

estrategiadetransformaciondigital foto jesús caparrós 01

El ciclo sobre la excelencia empresarial que organiza este diario, La Voz de Córdoba, ha querido detenerse en su tercera ponencia sobre un tema apasionante y al que no podemos ser ajenos: la transformación digital. De hecho, usted está leyendo ahora esto -cosa que agradecemos- gracias a esa transformación. Cada vez parecen más lejanos los tiempos en los que acudíamos al kiosco a comprar el periódico y los menos que lo siguen haciendo en la actualidad suelen comprender un tramo de edad considerable en años, algo lógico porque con ese gesto, casi ritual, crecieron en un mundo analógico que ya no existe salvo en el esponjoso mundo de la nostalgia.

No se ha pretendido abordar la importancia y complejidad que significa vivir ya en lo que se denomina sociedad-red porque no ha sido este un encuentro de carácter sociológico, aunque sí se ha tenido en cuenta el papel que juegan las administraciones públicas en la integración de los ciudadanos en el día a día digital. Y de las empresas, sobre todo de las pymes y los autónomos. En este sentido, tanto la edil de Transformación Digital del Ayuntamiento de Córdoba, Lourdes Morales, como Antonio Saravia, director adjunto corporativo de la entidad pública Red.es, ponentes ambos  en esta cita, han incidido en el claro mensaje de “no quedarse atrás”.

En el ámbito municipal, trabajando para que un determinado sector de cordobeses no sean víctimas de la denominada ‘brecha digital’ y con una apuesta clara por el talento y el emprendimiento que suponga un impulso económico para una capital escasamente industrializada. La futura base logística obliga además a dar respuesta profesional desde Córdoba. En el terreno estatal, tramitando las ayudas europeas para que pymes y autónomos sean cada vez más capaces de adecuarse a los retos que la digitalización conlleva en un mercado global e interconectado.

Y todo ello será posible gracias a la colaboración público-privada como mejor herramienta para conseguir estos objetivos, aspecto éste en el que coincidieron los dos invitados y la práctica totalidad de los asistentes al encuentro.

Cuando parece que todo ahí afuera es ruido político y polarización de ideas, es grato comprobar que la responsabilidad que supone la transformación digital pone de acuerdo a administraciones diferentes y a una gran mayoría de empresarios. Transformación en la que ya se trabaja entre otras cosas porque es inevitable eludir la realidad de un mundo que ya es distinto y que exige nuevos retos.