La agricultura sí existe (y sí interesa)


“No hay nada nacional que defienda al campo, por eso estos premios deben hacerse a nivel nacional”, dijo González de Canales

premios
Ricardo Delgado, Felipe González de Canales, Manuel Pérez Moya y Manuela Hernández. /Foto: José I. Aguilera

Una de las cosas que han quedado claras en la cuarta edición de los premios Felipe González de Canales lo dijo el titular que da nombre a los galardones: “Esta pandemia ha demostrado que la agricultura existe, que es respetada y que debería ser más respetada”. 

En un medido, certero y estructurado discurso en la entrega de los premios- y sin papeles ni guion a pesar de su avanzada edad-, González de Canales resaltó algo que debería ser evidente para la sociedad y que sin embargo permanece demasiado escondido en una época hiperconectada y sobreinformada, y ello es la importancia de primer orden del sector agropecuario. El veterano agricultor destacó que dada ya  la cuarta edición alcanzada de estos premios se demostraba con ello que “el campo sí interesa” y uno de los propósitos de estos galardones es precisamente ese, dar respuesta y visibilidad a las empresas, asociaciones y actores del sector que consiguen con el día a día no solo permitir que la economía española avance – porque crecer depende mucho más del Gobierno de turno- sino  mantener a una sociedad(literalmente) que es posible que conozca en breve, y debido a los daños  estructurales de la crisis del covid- qué supone el desabastecimiento que ya padecen algunos países también europeos.

premios felipe gonzález de canales
Foto de familia con premiados y autoridades. /Foto: José I. Aguilera

Un término muy de moda en la actualidad es la transversalidad, lo que quiere decir que todo está, en mayor o menor medida, relacionado. Estos premios, auspiciados por Asaja, el Cabildo Catedral y este mismo diario digital, además del siempre generoso  patrocinio de la Caja Rural del Sur, se presentan cada año con esa intención de transversalidad dentro de un mismo sector, y para ello se crearon y ampliaron las diferentes categorías que se reconocen. Porque lo agropecuario abarca desde lo gastronómico hasta la economía circular, desde el emprendimiento en el ámbito digital hasta las trayectorias políticas y civiles en favor del sector. Pero sobre todo nacieron para defender al campo, sin más matices ni ambages. “No hay nada nacional que defienda al campo, por eso estos premios deben hacerse a nivel nacional”, dijo González de Canales.

En ello estamos, ya que sabemos que la agricultura no sólo existe, sino que interesa. Y mucho.