Cántico del Domingo de Ramos


Así reza el título de un poema de Ricardo Molina (el poeta de Puente Genil del Grupo Cántico).  Aquí están los cuatro primeros versos:

Qué cruel es la primavera,                                                                                         las florecillas ya sonríen blancas, ya sonríen bañadas de rocío.                                                                                       Bajo los ramajes suspiran las aguas,                                                                        bajo verdes palmas corren suspirando.  (Obra Poética , II, 541)

Procesión de “La Borriquita” de Doña Mencía. Foto: José Antonio Recio Jiménez.

También escribe un “Soneto de la Pasión del Señor” cuya primera estrofa es: La tarde del supremo sacrificio / naturaleza se vistió de luto; / hundiose el sol; envenenose el fruto; / tembló en su base el cósmico artificio (594). Y no se olvida de redactar una “Oda a la Resurrección del Señor”.

Ricardo Molina escribe su fe. Véase sino el poema “Yo soy vuestro, Dios mío…” que está coronado con esta estrofa, cuya imagenería y simbolismo son significativos. Merece una lectura:

Vos, Señor, sois mi patria; Vos, Señor, me esperáis                                                         y no importa que un mar inmenso nos separe:                                                                        el navegante fiel a su amor verdadero,                                                                             al fin de sus naufragios siempre alcanza su puerto.

Son numerosas las manifestaciones religiosas que brotan en las páginas de los poetas de Cántico. Por ejemplo, Mario López escribe un poema al “Ángel Custodio de Cañete de las Torres”, Pablo García Baena compone“Acisclo y Victoria”, Julio Aumente canta el “Himno al Arcángel San Rafael”, Ricardo Molina poetiza a “Santa María de Trassierra”.

En la literatura de los poetas de Cántico también abundan los motivos marianos. Verbigracia, en la portada de una de sus revistas (diciembre de 1948 – enero de 1949) luce un dibujo de la Virgen, mientras que en otra portada (diciembre de 1954 y enero de 1955) reluce Nuestra Señora de la Fuensanta de Córdoba.

Feliz Semana Santa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here