De itinerarios nuevos que se trazaron en blanco y negro


Por aquellas cosas del destino, el pasado Domingo de Ramos la Hermandad del Huerto estrenaba itinerario para adaptarse a la nueva Carrera Oficial, haciendo discurrir a su cortejo por una carrera que se acercaba a la malograda parroquia de San Nicolás y San Eulogio; donde se fundó la primitiva hermandad por allá por el siglo XVII. En concreto el itinerario fue: San Fernando, Diario de Córdoba, Rodríguez Marín, plazas de la Corredera, del Socorro y de la Almagra, Juan de Mesa, plaza de San Pedro, don Rodrigo, Lineros, Enrique Romero de Torres y Paseo de la Ribera hasta comenzar el recorrido común.

María Santísima de la Candelaria por la calle Escultor Juan de Mesa./Foto: Captura del vídeo de José A. Ibáñez

Desde el anonimato del cubrerrostro escuché en más de una conversación que el itinerario se había escogido por dos motivos; el primero era por dotar al mismo de cierto contenido, evitando de esta manera entrar en Carrera Oficial “casi directamente”; el segundo, para efectivamente y como decía al inicio, hacer pasar al cortejo por las calles de la que fuera su collación hasta su traslado en 1877 a la actual parroquia de San Francisco y San Eulogio.

Fuera como fuese lo cierto es que esta parte del recorrido no oficial ya fue utilizada por la hermandad del Huerto tras su refundación. Tanto es así, que el Domingo de Ramos de 1976, el por entonces único paso de la joven corporación y a hombros de la que fuera última cuadrilla de faeneros profesionales de nuestra ciudad, salió del Compás de San Francisco para buscar directamente la Carrera Oficial, continuando posteriormente por San Miguel, Corredera, San Pedro y Plaza del Potro.

Este itinerario se repetiría en 1977, pero curiosamente se cambió en 1978, año del estreno de María Santísima de la Candelaria, cuando tras recorrer la Carrera Oficial se regresó a San Francisco por San Felipe, Barroso, Conde y Luque y Deanes. En 1979 se retomó el itinerario de 1976 para volver a recorrer la Corredera y San Pedro, cuyo trazado mantuvo hasta 1981; año en el que la Hermandad del Huerto comienza su etapa de Luján.

Hasta aquí todo tiene sentido. El itinerario de 2017 recuperaró el primigenio tras la última reorganización, pero ¿y si no hubiera sido aquella la primera vez que el Huerto pasaba por la Corredera y San Pedro?

Desde San Nicolás y San Eulogio se organizaba desde principios del siglo XVII, antes incluso de la llegada de la actual imagen desde Granada, una procesión con disciplinantes a la Santa Iglesia Catedral cada Jueves Santo. Sin embargo la prohibición de Carlos III de los hermanos de sangre hace que la hermandad vaya perdiendo vida hasta que, en 1797, organiza su última salida procesional. Los acontecimientos posteriores (invasiones napoleónicas y decreto del Trevilla) no ayudan a su particular resurgimiento, quedando la imagen en manos de los devotos que, piadosamente, depositaban sus limosnas en la parroquia de San Nicolás y San Eulogio.

La imagen recupera algo su cariño popular tras ser incluida en la nómina de imágenes que deben formar parte de la procesión oficial del Santo Entierro, si bien las inundaciones de finales de 1876 y principios de 1877 provocan el cierre definitivo de la fernandina parroquia; hoy convertida en solar, para la vergüenza de Córdoba.

Hasta la iglesia del antiguo convento de San Pedro el Real, hoy parroquia de San Francisco y San Eulogio, llegan diversos enseres como la pila bautismal o la imagen de Nuestro Padre Jesús de la Oración en el Huerto, desde donde saldrá en 1877 y 1878 para unirse a la procesión oficial. Sin embargo los dos años siguientes no participará de ella (años en los que la Comisión decidió que tan sólo la compondrían el Cristo Yacente de la actual Hermandad del Sepulcro y Nuestra Señora de los Dolores), organizando procesión propia durante la tarde del Lunes Santo.

De esta manera los días previos se publican dos noticias bastante curiosas. La primera dice así:

Nada sabemos. Hemos oído asegurar que saldrán en procesión en los días de la próxima Semana Santa y separadamente los pasos de Nuestro Padre Jesús Caído y Nuestra Señora de las Angustias. El primero en la madrugada del viernes santo y el segundo a las doce del mismo día. No sabemos que haya cosa alguna positivamente resuelta sobre el particular.

La segunda, relativa a la hermandad del Huerto, anunciaba:

Procesión. Está positivamente resuelto que en la tarde del Lunes Santo salga procesionalmente de la iglesia de S. Francisco la imagen de Nuestro Padre Jesús en el Huerto, que hará su estación por las calles de San Fernando, Librería, Espartería, Corredera, Almagra, Poyo, S. Pedro, D. Rodrigo, Lineros, Lucano, S. Fernando a su iglesia. Formarán la procesión su Hermandad, el V.O.T. de S. Francisco y presidirá el Excmo. Ayuntamiento, que contribuye a la realización de este acto religioso.

De la primera noticia no se pude decir mucho más, pues tal y como se anunciaba, nada más se supo. Sin embargo la procesión del Lunes Santo con la imagen del Huerto sí que se organizó, teniendo prevista su salida a las cinco de la tarde. Lamentablemente el tiempo obligó a la suspensión de la salida.

Un año más tarde, Diario de Córdoba anunciaba durante la Cuaresma.

Procesión. En la tarde del Lunes Santo a las cuatro saldrá procesionalmente la imagen de Jesús en el Huerto con lo demás pasos de la Hermandad de la iglesia parroquial de San Francisco, y recorrerá las calles de San Fernando, Librería, Espartería, Plaza, Plaza de la Almagra, Poyo, San Pedro, Don Rodrigo, Lineros, Lucano y San Fernando. Según hemos oído se hacen muchos preparativos para que este acto religioso se verifique con gran dignidad.

La expectación debió de ser bastante grande, pues durante la semana previa a la Semana Santa se arregló el piso de las calles por las que discurriría dicha procesión; básicamente enarenando las mismas para evitar socavones.

Desde 1820 habían sido muy pocas las procesiones organizadas al margen de la oficial durante los días de Semana Santa; Calvario el domingo anterior al de Ramos, en 1851; Resucitado en su salida del Domingo de Resurrección, hasta en 9 ocasiones entre 1854 y 1878; Pasión junto a Nuestra Señora de los Dolores, el Viernes de Dolores de 1874 por rogativas, y por supuesto Nuestro Padre Jesús Nazareno, durante las madrugadas de 1858, 1859 y 1860). Por ello se pretendía que la salida fuera lo más vistosa posible, haciendo el V.O.T. de “San Francisco de San Pedro el Real” un llamamiento a sus hermanos de Capuchinos y San Pedro de Alcántara a unirse al cortejo, “esperando que quien tenga cera propia la lleve, y el que no la tomará de la sala Capitular del V.O.

El resultado fue un cortejo numerosísimo acompañando al paso de “Jesús en el huerto de las Olivas”, precedido por guardias municipales y seguido por el clero de la parroquia de la “Agerquía”, comisión del Excmo. Ayuntamiento y la banda municipal.

Los años siguientes la imagen del Huerto volvió a formar parte de la procesión oficial, abandonando, por tanto, el recorrido por San Pedro, el cual no volvería a retomar hasta casi un siglo después.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here