La formación en el espíritu feminista


campaña
Eva Timoteo, con el cartel de la campaña. /Foto: LVC

De todo lo que ha tenido que soportar la señora Timoteo, a la sazón edil de Servicios Sociales e Igualdad del Ayuntamiento de Córdoba por culpa, por culpita, de un cartel, es que le echen en cara su escasez en formación feminista. Eso ha tenido que doler, porque es desde la doctrina feminista desde la que se pare una campaña como “De mayor no quiero ser como mi papá”. Ahora me dirán que feminismos hay muchos y que unos son menos radicales que otros. Es cierto que no todos convergen en el hirsutismo axilar reivindicativo, el flequillo cortado con sopera o la castración masculina de trinchera, pero para el caso, para que el que nos ocupa, es el mismo.

Y es que la edil Pernichi de Izquierda Unida le ha dicho a nuestra edil de Ciudadanos – empleo el plural porque ella será poco formada en el feminismo pero es nuestra poco formada en el feminismo del equipo de gobierno- que le falta suficiente formación feminista, o sea, que le falta un hervor Beauvoir. A continuación, el PSOE de la feminista Carmen Calvo pidió la dimisión de nuestra ágrafa feminista y así ha transcurrido parte de semana con los bares cerrados a la seis. El panorama es estupendo, como pueden comprobar.

Como en estos casos además suele parir la burra, porque la burras hembras de momento paren, un grupo de avanzados semiólogos publicistas se han detenido a observar la campaña  de marras como un chino mirando un virus: con los ojos medio cerrados de atentos que son. Han determinado que además estamos polarizados y por eso se ha liado la tangana. La sociedad polarizada a causa de no adivinamos exactamente por qué o quizá porque algunos temen ser castrados debido a su género, vaya usted a saber. El caso es que la edil Timoteo se ha metido en un berenjenal y encima su feminismo no es que ya no se le suponga, sino que no lo tiene.

Esto sin duda no ocurrirá con los ediles del futuro, que ya están siendo adoctrinados convenientemente en el feminismo neomarxista o de tercera ola, que es al que se refiere la señora Pernichi y el que no fue seguido en la facultad por Timoteo, que por edad, se dedicó a estudiar esas cosas que estudian los procuradores y que les sirven para ser juristas. Quizá no entró en clase en el día que leyeron El segundo sexo y la mujer estaba en la biblioteca de la facultad con Mercantil II. Manías de universitarios.

Así que no se preocupen ustedes que esto, en un par de mandatos no ocurrirá, ya que contaremos con doctas feministas formadas por la LOMLOE en esas cosas tan útiles para acabar con el maltrato a golpe de padrazos como es el feminismo perita que, por cierto, tan bien subvencionado está. De hecho, ni la campaña estuvo convenientemente  pagada. Si Timoteo hubiera estado bien formada en el espíritu feminista la campaña se la organiza 4 asociaciones, tres lobies europeos y 15 animadoras sociofeministas y hubiera sido todo un éxito. El PSOE estaría aplaudiendo ahora mismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here