Una gestión ejemplar


Hace unos días, Fernando Priego y Ana María Peña, alcalde y delegada de Hacienda del Ayuntamiento de Cabrarespectivamente, han presentado los resultados del pasado año 2018 durante una rueda de prensa, en un ejercicio de transparencia política. Los datos pueden concluirse como muy positivos. De hecho, de ahí deriva el título de este artículo, pues, ha sido una gestión económica ejemplar.

Calificarla así no implica considerarla perfecta o ideal, significa estimarla como referente para el resto de ayuntamientos y corporaciones municipales de España. Y no es para menos.

Los datos

Teniendo claro que el poder de acción de un gobierno local en materia económica se reduce a la gestión de algunos impuestos, tasas y licencias y a controlar sus gastos (recordemos que un gobierno municipal no puede crear empleo), el Ayuntamiento de Cabra se sitúa en el buen camino y, además, a un ritmo muy adecuado.

La deuda se ha reducido en un 84% desde el año 2012,donde alcanzó un máximo de 7 millones de euros. Estosignifica que la disminución es de casi 6 millones de euros, o lo que es lo mismo, el equivalente a las rentas anuales del trabajo de 434 egabrenses. El resultado de ingresos y gastos ha vuelto a ser superavitario, tal y como viene siendo, ininterrumpidamente, desde 2012. A su vez, el Período Medio de Pago a Proveedores trimestral se sitúa en 10 días, cifra muy alejada de los 46 días de media del conjunto de corporaciones locales españolas.

Por el lado de los ingresos y la fiscalidad, se han bajado los impuestos y eliminado tasas y licencias municipales, en un 5% aproximado. Además, también se han ampliado las bonificaciones fiscales.

Todos los datos arrojados nos obligan a considerar la gestión de los recursos realizada como ejemplar. El resto de gobiernos y consistorios municipales deberían de actuar como desde el Ayuntamiento de Cabra se está trabajando, cumpliendo siempre con el equilibrio presupuestario y la responsabilidad fiscal.

Pero, no es la gestión ideal ni perfecta. Para alcanzar esa administración ideal, deberían de seguir bajando impuestos, reduciendo deuda, cumpliendo con el equilibrio presupuestario y respondiendo a las necesidades de sus ciudadanos. Sin lugar a dudas, se encuentran orientados y, también, deben de seguir empeñados en ello.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here