Suspendemos y nos reímos


Hoy mis datos no son puramente económicos, aunque será una consecuencia inmediata en nuestra economía. Como docente y padre de una alumna de 15 años no he podido resistirme a analizar los datos del informe PISA que nos desayunamos en el cumpleaños de nuestra constitución. La metodología que usaremos es la más simple y la que considero que no conduce a errores: leer los datos (como expondré posteriormente no lo hace todo el mundo), simplemente eso; leer e informar adecuadamente. Si esto lo hubiera hecho el Sr Ministro de Educación, Sr. Méndez de Vigo, y la Sra. Presidenta de la Junta de Andalucía, Sra. Díaz, se hubieran ahorrado a mi entender varias ligerezas que no deben cometer cobrando lo que cobran y representando lo que representan.

Estos son los datos del informe Pisa:

img_0425

 

 

 

 

Entro en cólera cuando sonrientemente dice el Sr Ministro que son unos resultados satisfactorios. Por favor lea el informe. Los alumnos españoles han obtenido 486 puntos, cuatro menos que el promedio de los alumnos de la OCDE y siete por debajo de los de la UE. Estamos una vez más suspensos, y eso que la media de la OCDE es más baja (era más fácil aprobar), y ¿está contento? ¿Son satisfactorios?

Estamos tan suspensos que el 31% de los alumnos españoles de 15 años han repetido curso. Estamos en 19 puntos porcentuales más que el promedio de países de la OCDE y 16 más que en el conjunto de alumnos de la UE, “casi ná”. En mis tiempos, cuando estábamos 40 alumnos por clase, a lo sumo había uno o dos repetidores por curso. O sea, que no llegaba al 2%. Aplicando los porcentajes de hoy en día serían 7 el número de repetidores; y les aseguro que no los había, pero ahora “son resultados satisfactorios”.

Y lo peor es que con estos datos el Sr. Ministro se atreve a defender el buen sistema educativo vigente, grave error Sr. Ministro, pero por si fuera poco, y ante esta falacia, la señora Díaz al ver que su consejería de educación vuelve a “triunfar” consiguiendo las peores calificaciones de España (dos medallas de plata y una de oro, claro por la cola), inculpa a la ley Estatal -la LOMCE- como culpable de estos resultados, pero amenaza con “tomar nota”. Pues bien, como veo que a ambos políticos le queda lejos la realidad, ni el Sr. Méndez de Vigo puede colgarse la medalla de la mejoría general del suspenso de la educación española, ni la Sra. Díaz puede culpar a la LOMCE, y para que no digan más disparates se lo explico rápidamente:

Sra. Díaz, que en Andalucía haya en ciencias y matemáticas una bajada respectivamente de 6 y 13 puntos respecto al último informe, el de 2014, y apenas mejoran comprensión lectora, con una subida de dos puntos no podrá achacarse a la LOMCE. Sr. Méndez de Vigo que sigamos suspensos, aunque menos, tampoco es consecuencia de la política estatal. Los alumnos de cuarto de la ESO que realizaron las pruebas de PISA en la primavera del 2015 no estaban bajo esa normativa, ya que la implantación de la ‘ley Wert’, aprobada por el PP en solitario en el Congreso en diciembre del 2013, ha sido gradual. Así pues, en el curso 2014-2015 aún no había cambiado el esquema de asignaturas del último curso de ESO que marca la nueva normativa. Las puntuaciones que han conseguido los alumnos españoles son pues atribuibles a la ley anterior, la LOE de José Luis Rodríguez Zapatero, que está en vigor desde el 2006 y que, por tanto, es el modelo normativo bajo el que se escolarizaron estos alumnos ahora examinados por la OCDE. Espero que sus mentes privilegiadas hayan “tomado nota” como dice la Sr. Díaz.

Así que antes de hablar infórmense, para eso tienen asesores (la Junta tiene aprobado presupuesto de 4,81 millones para este concepto y el ministerio de educación más de 600.000 euros, pero de esto ya daremos datos en otra ocasión), y preocúpense de equilibrar las desigualdades educativas entre la comunidades autónomas.
Por último y con este dato acabo, los alumnos de 15 años de los colegios públicos obtienen una puntuación media de 489 puntos, los de la privada 517 puntos, lo que supone 28 puntos por encima, que equivale a casi un año de escolarización. En matemáticas, dónde estamos muy suspensos, los alumnos de los colegios privados tienen 39 puntos por encima que los escolarizados en centros públicos. Casi “ná”.

Y estos son datos no opiniones demagógicas y populistas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here