Presentación


En este apartado pretendemos dar a conocer a nuestros lectores distinta información del interés de los ciudadanos desde el punto de vista económico, pero a diferencia de otros compañeros que son eruditos en el manejo del arte de las letras, carezco de la floritura literaria de hacer la noche día, o intentar con buenas y/o malas formas cambiar la realidad de las cosas, el día que dieron eso en clase yo falté, y no lo digo en broma, no conozco a nadie que tenga una desidia ornamental más grande que la mía, yo soy más de fondo que de formas, incapaz de realizar afirmaciones sin un razonamiento o dato que lo respalde, envidio ciertos personajes capaces de afirmar incoherencias económicas y éticas a la vez ellos mismos demuestran lo contrario. Debido a esta incapacidad de falsear realidades, nuestra pretensión es suplir nuestras deficiencias literarias y artísticas con datos reales, fundamentalmente económicos y que sustenten las hechos que presentamos frente a incoherencias y adornos ideológicos difíciles de sostener salvo en falsas expectativas desmontables por sí mismas con el paso del tiempo.
Por tanto, el lector encontrará en este apartado razonamientos apoyados en datos económicos reales, estadísticas oficiales y afirmaciones contrastadas y demostradas empíricamente, porque está demostrado que “obras son amores y no buenas razones”, en nuestros documentos modificaremos dichas obras, difíciles de realizar en este medio, con datos que revelen la realidad de los hechos y no argumentos demagógicos que solo llevan a confundir a un ciudadano necesitado de nuevas realidades y que fácilmente se le puede engañar con palabras , palabras que como es sabido, se las lleva el viento. En esta sección solo aportaremos información contrastada con datos que difícilmente se los llevará el viento.
El medio elegido y por supuesto el idioma no ha sido por causalidad, a pesar de la crisis del sector periodístico, este constituye un importante motor económico del panorama cultural español. Pero ello no significa que no haya sufrido una grave decadencia el cuarto poder, cada vez es menor el tiempo que los españoles dedicamos a informarnos, hemos pasado de leer 17,7 minutos en 2008 a poco más de 10 minutos en 2016, pero este dato lo tenemos que poner en cuarentena, si bien es cierto este descenso de la lectura de prensa, no es del todo cierto, la era digital ha desarrollado una nueva forma de informarse, ya supone más del 25% de los editoriales que se lanzan, lo hagan en forma digital. Por tanto no se puede hablar de una crisis grave del sector sino de un nuevo enfoque del mismo, a esto y a superar el nuevo reto que supone la falta de tiempo en la lectura de los ciudadanos también contribuye de forma decisiva nuestra lengua. A tenor de las últimas cifras del Instituto Cervantes existen hoy en día más de 500 millones de hispanohablantes en el mundo. El español es, entre las más de 7.000 lenguas en activo, la segunda lengua del mundo por número de hablantes y el segundo idioma de comunicación internacional. Dentro de tres o cuatro generaciones el 10% de la población mundial se entenderá en español y existirán nuevas zonas en las que este idioma será

determinante; entre otras, Estados Unidos, que pasará de ser el cuarto país hispanohablante del mundo a ser el primero. Por tanto, aunque en algunas ocasiones nos veamos obligado a usar algunos anglicismos nos negamos a entrar en la oleada de “snob” aburridos y cursis que prefieren un idioma muy inferior al nuestro en todos sus aspectos (riqueza del vocabulario, tradición, estructura gramatical, etc.) y preferimos utilizar un idioma más resistente, abierto y audaz; el castellano.
En definitiva intentaremos utilizar en este medio digital, tan solo unos minutos de los diez que utiliza para informarse el ciudadano, y como el lector ya habrá comprobado, lo haremos de forma breve, concisa, con datos reales de la economía (en su mayor parte cordobesa) y en castellano, como diría un amigo mío: como tiene que ser… con los datos en la mano.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here