El cuento de la lechera


¿Quién no conoce el cuento de la lechera? Esa lechera que llevaba en la cabeza un cubo de leche recién ordeñada y caminaba hacia su casa soñando despierta.

Pues, la verdad, creo que es bueno no, buenísimo, soñar despiertos pero ya esta bien de soñar con nuestros anhelos y propongamos acciones reales de trabajo en temas tan claros y decisivos como el de la logística cordobesa.

Desde la friolera de Octubre de 2016, perdono remontarme a 2011, se habló de la fantástica firma de un protocolo de intenciones sobre la logística en nuestra provincia.

Pasados casi dos años ahora caemos en el necesario acompañamiento de una inversión económica y la modificación del plan general de ordenación urbanística (PGOU) por inclusión del aeropuerto y, como no, la aprobación, por nuestra junta de gobierno de la adhesión de la Junta de Andalucia, aquella que apuesta, no nos olvidemos,  cien por cien,  por un proyecto faraónico en el centro logístico antequerano.

Se diga lo que se diga sobre que sólo hay cuatro centros logísticos en Andalucia, uno de ellos en Córdoba y los millones invertidos. ¿Por qué fase vamos y desde cuando arrancó? ¿Por qué se trata de un parque sin cabida para empresas de gran volumen? ¿realmente es un proyecto activo u olvidado?

Donde se utiliza a los medios de comunicación hablando de la necesaria aprobación a la adhesión y ya si tendremos opciones económicas que hasta ahora parece que nuestro gobierno local no es capaz de generar solitos lo que no he de negar, me molesta soberanamente.

Y, me pregunto, esos recursos económicos ¿para qué son? ¿posibles ayudas para que las empresas se posicionen en esos terrenos? ¿gastarlos en consultores que nos digan la realidad que sabemos? Una vez mas el cuento de la lechera.

Está muy bien un empujón y soñar con una Junta de Andalucia que no nos penalice por nuestra fantástica ubicación geográfica pero además ¿tenemos empresas interesadas en posicionarse en Córdoba? ¿Hay empresas a las que les interesa usar el nudo logístico cordobés? ¿qué consultas a las grandes compañías de almacenamiento, transportes, mensajería y transitorios se han ejecutado? ¿Y a las potentes firmas exportadoras de la provincia?.

Nuestro teniente de alcalde de Presidencia, D. Emilio Aumente, tiene toda la razón, necesitamos de inversión económica pero no puede caer en saco roto.

La intervención de la Junta para diseño y desarrollo de El Higueronbueno es quizás, para que nuestros actuales gobernantes contrasten la información recibida a nivel empresarial con la de la experiencia acumulada de la junta en logística e intercambio modal PERO, querido lector, no se engañen estamos hablando de terrenos donde la junta de Andalucia es y está y no después de ningún acuerdo o firma actual. Ellos son y han sido los gestores. ¿Ahora se firma una adhesión y se trabaja? ¿En qué? ¿Por qué ahora? ¿Y estos tres años de mandato? ¿Se ha trabajado en logística en Córdoba?

En un mes estival como agosto, las cifras indican que Córdoba se está desenganchando cada vez más de la recuperación económica y creación de empleo por un gobierno local sin proyectos y sin iniciativas. La verdad que el cuento de la lechera,  desde mi humilde opinión, volverá a ocurrir y deja mucho que desear para nuestros sueños de un esplendor cordobés histórico.

Como dice el dicho, hay que coger al toro por los cuernos aunque, bueno, como ahora tampoco es posible hablar de toros ni de fiesta nacional quizás debía volver y retomar el inicio… el famoso cuento de la lechera.

Decir y repetir un cuento de la lechera donde por desgracia no nos podremos beber la leche, donde quizás la lechera lo mismo se deprime, desgraciada enfermedad muy actual en nuestros días, ante unos sueños bonitos pero no alcanzables. ¿Podrá la ciudadania con un gobierno local también depre?.

No podemos hablar, publicar en medios, y no actuar. Queremos leer sobre las actuaciones, ejecuciones, realidades de futuro.

Debemos trabajar codo con codo con los operadores logísticos cordobeses en un desarrollo necesario, analicemos ubicación de nuestra actividades exportadoras y nacionales, ayudemos económicamente a su desarrollo. Planifiquemos, elaboremos conjuntamente objetivos y trabajemos por ellos. Es así y el éxito no está garantizado. pero la satisfacción de servir a nuestra ciudad, dándolo todo, ya sería importante para los cordobeses, que día a día nos levantamos con sueños de un futuro cercano de esplendor resucitado.

A la Junta no hay que ir pidiéndoles una firma, hay que ir con proyectos buenos para la tierra andaluza y cordobesa a la que pertenecemos, conociendo lo que somos y queremos. Dejemos señores una firma de intenciones y remanguemos nos todos.

Como cordobesa no me siento identificada y es un verdadero cuento de la lechera donde perdemos absolutamente todos y donde espero, que llegado el proceso electoral,  tan cercano,  no usen como baza de éxito.

Tengan muchísimo cuidado señores gobernantes. La ciudadanía, las empresas queremos hechos y con urgencia. Tienen el gobierno central y autonómico, no sólo el local, con esa arma van a trabajar estos meses,  ayúdennos con proyectos sólidos y de futuro, no con cuentos.

No piensen en comprar unos huevos, con esa buena leche, llenar la granja de pollitos que se tiren hasta las próximas elecciones piando porque puede que esos pollitos al crecer no puedan generar esa cinta ni tiras bordadas de ensueño. No nos dejen a todos sin NADA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here