Zonas de Seguridad

57

El artículo 92 del vigente Reglamento de Ordenación de la Caza en Andalucía, aprobado, recordemos, por el Decreto 126/2017, de 25 de julio, establece, conforme a lo dispuesto en el artículo 49.1 de la Ley 8/2003, de 28 de octubre, lo que se entiende como zonas de seguridad en la práctica de la Caza. Éstas son aquellas donde deben ser adoptadas medidas de precaución especiales, cuyo fin será garantizar “la integridad física y la esfera de libertad de las personas y sus bienes”, y donde queda prohibida, con carácter general el uso de armas de fuego, arcos y ballestas.

Las zonas de seguridad enumeradas en esta norma son las siguientes:

a) Las vías pecuarias, caminos de uso público, carreteras y vías férreas.
b) Las aguas de dominio público, sus cauces y márgenes, así como el dominio público marítimo-terrestre.
c) Los núcleos urbanos y rurales, así como los invernaderos.
d) Las zonas habitadas, recreativas o de acampada y sus proximidades.
e) Cualquier otro lugar o zona que sea expresamente declarada por la Dirección General competente en materia de Caza.

En los dos primeros supuestos, los límites de las zonas de seguridad serán las mismas que en cada caso establezca su legislación específica, en lo relativo al uso público del dominio público y servidumbres.

Foto F Beltran

Es decir, por ejemplo, y con respecto a las vías pecuarias, la zona de seguridad de las cañadas será de 75 metros; en los cordeles, de 37,5 metros; en las veredas, 20 metros y en los abrevaderos, descansaderos y majadales, la superficie vendrá determinada en la clasificación dispuesta en la Ley 3/1995, de 23 de marzo, de Vías Pecuarias, y en el Decreto 115/1998, de 28 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de Vías Pecuarias de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

En las vías de gran capacidad (autopistas, autovías y vías rápidas), la zona de seguridad será de 25 metros a cada lado, en las vías convencionales (resto de carreteras), será de 8 metros a cada lado, y en los caminos de uso público, la anchura del camino, hasta la arista exterior de la explanación (intersección del talud de desmonte, del terraplén o, en su caso, de los muros de sostenimiento con el terreno natural).

La zona de seguridad de las vías férreas será de 20 metros a cada lado.

Con respecto a las aguas terrestres o continentales, la zona de seguridad será de 5 metros medidos a partir de la línea en el margen del cauce donde llegan las máximas crecidas. En las zonas de dominio público marítimo-terrestre, será de 100 metros tierra adentro del límite interior de la ribera del mar.

Los núcleos urbanos y rurales, zonas habitadas, recreativas o de acampada y sus proximidades tendrán una zona de seguridad de 250 metros en todas direcciones. En los edificios aislados será de 100 metros en todas direcciones.

Con carácter general se prohíbe el uso de armas de fuego, arcos y ballestas en las zonas de seguridad, así como disparar en dirección a las mismas, siempre que la persona cazadora no se encuentre separada de ellas a una distancia mayor del alcance del proyectil, salvo que la configuración del terreno sea de tal manera que resulte imposible batir la zona de seguridad.

En la normativa se recoge también la posibilidad de autorizaciones excepcionales el uso de armas de fuego, arcos y ballestas en las vías pecuarias, las aguas de dominio público, sus cauces y márgenes, así como en el dominio público marítimo-terrestre, cuando no exista peligro para personas, ganado o animales domésticos.

Sin duda, un apartado de vital importancia en la práctica de la Caza, cuyo cumplimiento consideramos imprescindible en aras de la seguridad de todos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here