Los cercados de protección

70

Iniciamos  con éste, una serie de artículos donde iremos desgranado aspectos relevantes de la normativa cinegética y que, por su especificidad, no son muy conocidos.

Nos referimos es esta ocasión de los cercados de protección, recogidos en el Reglamento de Ordenación de la Caza en Andalucía, aprobado por Decreto 126/2017, de 25 de julio. En su artículo 71 establece lo que se entiende por cercado de protección el existente en parte del perímetro de un terreno cinegético o en su interior destinado a proteger cultivos, ganado, forestaciones,reforestaciones, poblaciones de especies vegetales protegidas, mejora de pastos o infraestructuras viarias de posibles daños originados por las especies cinegéticas decaza mayor.

Foto:Francisco Beltrán

La superficie protegida permitirá el aprovechamiento cinegético de las especies que no sean causante de los daños, y deberán estar contemplados en el Plan Técnico de Caza correspondiente.

Los cercados de protección también pueden ser sereléctricos, siempre que dispongan de una abertura inferior mínima desde el suelo.

Foto: Francisco Beltrán

Las características técnicas de los cercados de protecciónvienen recogidas en el artículo 68.4 del mismo Reglamento antes citado, donde textualmente dice “En terrenos cinegéticos queda prohibido la colocación de dispositivos de anclaje al suelo, unión o fijación tipo «piquetas» o «cable tensor» en los cercados cinegéticos de protección y cercas no cinegéticas que tengan una superficie inferior a las 500 hectáreas, salvo autorización por el órgano competente en materia de caza, previo informe favorable de la Consejería competente en materia ganadera y de sanidad animal, de protección, o de seguridad de infraestructuras viarias, sin perjuicio de lo dispuesto en la normativa específica en materia de espacios naturales protegidos y en lo que pudiera afectar al

Patrimonio Histórico.

En estos cerramientos que dispongan de dispositivos de anclaje al suelo, unión o fijación tipo «piquetas» o «cable tensor», solo se podrá autorizar la caza en lasmodalidades a rececho y en aguardo.

En definitiva, nos hallamos ante una excelente herramienta de gestión para los cotos de caza, cuya tramitación debe ser simplificada en la normativa vigente, eliminando barreras burocráticas y retrasos en la misma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here