URGENTE!!!!!!!!


Son muchísimos los canales por los que me ha llegado la petición de firma a la Excelentísima Presidenta de la Junta de Andalucía para que no se proceda al cierre de unidades concertadas con demanda social.
Hace ya mucho tiempo que nuestra “presidenta” está empeñada en terminar con la enseñanza concertada a favor de la pública. No desaprovecha ni una sola ocasión para atacarla, menospreciarla e intentar cerrar unidades para que poquito a poco vaya desapareciendo.
No son pocos los que se expresan en el mismo sentido, intentando demostrar lo indemostrable, que no es rentable, aún demostrándose por activa y pasiva que una unidad concertada cuesta al estado bastante menos que una pública, que los padres no la quieren, cuando las solicitudes para entrar en la casi totalidad de los centros concertados está cubierta desde el primer día en que se abre el plazo, etc, etc.
Se nos pide que firmemos una petición para que no nos quiten a los padres un derecho que es recogido y reconocido por el art. 27,3 de la Constitución Española.
Es urgente, muy urgente que los padres demos un paso hacia delante y no dejemos pasar la ocasión de aclarar a la Sra. Presidenta de la Junta de Andalucía qué queremos sobre la educación de nuestros hijos. La obligación de educarlos nos corresponde a nosotros en todos los sentidos, no sólo en lo que hacemos con ellos en casa, sino a quién elegimos para entregarlos y que sigan completando lo que nosotros les vamos aportando. Qué es lo que nos mueve a la elección de determinados centros de estudios, por qué unos en vez de otros. Sin duda alguna el creer que la formación que se oferta no es la misma, ni mejor ni peor, pero sí distinta. Y en ello radica la posibilidad de elección de los padres.
Partimos de la base de que la escuela concertada no excluye a la pública, ambas son complementarias.
Son muchas las causas por las que los padres elegimos un centro determinado.
Unos por la proximidad al domicilio familiar o laboral, por las instalaciones y condiciones que tiene el centro, sus servicios y actividades complementarias, pero son muchos también los que los elegimos en función del tipo de educación que se presta en el centro. Queremos que nuestros hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con nuestras convicciones. Esto es lo que recoge el art. 27,3 de nuestra Constitución.
Escuelas Católicas de Andalucía está luchando por la defensa de las unidades concertadas. Considera encomiable la labor realizada desde este tipo de Centros, siempre más faltos de medios frente a la pública, que inculcan valores religiosos que muchos padres creemos son fundamentales para su formación. Además de defender con uñas y dientes la labor de los profesionales que prestan sus servicios y desarrollan su vocación en estos centros.
Por todo ello es URGENTE, muy urgente que firmemos esta petición que al menos haga recapacitar a la Presidenta de la Junta de Andalucía.

2 Comentarios

  1. Totalmente de acuerdo con los argumentos y razones expuestas por Pilar, los padres son transmisores de valores a sus hijos. Los responsables políticos se deben limitar a gestionar y facilitar recursos y medios para que los padres de alumnos tengan la libertar de educar a sus hijos en aquellos valores que consideran mejores para ellos.

  2. El PP pudo haber solventado este problema definitivamente implantando el cheque escolar con lo que tendríamos libertad educativa. Pero, para variar, se limitó a conservar las nefastas LODE/LOGSE/LOE cuyas consecuencias todos sufrimos a diario. Y pese a conservarlas la izquierda tiene muy claro lo que quiere hacer: destruir la libertad educativa para que así todas las nuevas generaciones sean dóciles y amaestradas y obedezcan la voz del amo socialista sin rechistar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here