“CONVENZEME”


Quién me iba a decir a mí que alguna vez en mi vida iba a defender un programa de Tele 5!!!!

Desde que esta cadena comenzó a emitir Gran Hermano, hace ya muuuchos años, en casa se quitó su programación del mando del televisor. Después, con el tiempo, la lectura de numerosas críticas a sus programas rosas, los de mal entendida convivencia, y otros similares, nos reforzaron la idea de no meterlo dentro de los canales de uso habitual. Ello lo justificábamos por la edad de nuestros hijos, no queríamos que creyeran que el mundo era como lo mostraban en esta cadena. Más tarde y por convencimiento de todos los miembros de la familia, se siguió sin sincronizar.

Pero por casualidad, el otro día, una amiga que conoce mi interés por los libros, y tan poco acostumbrada a ver esta cadena como yo, me llamó para decirme que su hija haciendo zapping se encontró con un programa de libros que le había parecido interesante, y sorprendente el que fuese en esta cadena.

Busqué, (miento, me buscaron, yo sería incapaz de adentrarme en el mundo de los mandos de la televisión de mi casa) el programa y lo pude ver desde el principio. He de confesar que me enfrenté a él con grandes reticencias, tanto por su presentadora como por el canal de la emisión, ninguno de ellos de mi gusto. Pero me fue enganchando poco a poco y he de concluir diciendo que me gustó. Me pareció una idea original y muy positiva. Breve pero con fuerza. Tanto que estoy deseando que llegue el próximo sábado por la mañana para poder verlo de nuevo.

El programa se llama Convenzeme, con Z. A él acude un lector con un libro Z roja y uno Z verde. Con la roja señala uno que no recomendarían para su lectura y explica los motivos por lo que lo hace.

Con la verde, presenta “su libro” de lectura recomendada. Comenta la trama y lo suele hacer de manera atractiva, dando pinceladas de lo más interesante, dejando en suspenso lo que ocurre, quedándote con la miel en los labios y deseando saber más, tenerlo, leerlo ya. Los interlocutores son de todas las edades, desde chavales de 15 años a……., ningún límite de edad. Presentan la lectura como lo que es, una actividad ilusionante, que te transporta a otros mundos, que te da la posibilidad de vivir otras vidas, que a veces te hace sentir rey y otras ladrón.

Se realiza desde una librería, esa tienda que según algunos ha quedado antigua e inútil, pues ya los libros de papel han tenido su tiempo y quedarán sustituidos en su totalidad dentro de muy poco, por los libros digitales, pero que a mí me resulta entrañable, acogedora y donde podría pasar toda una tarde sin apenas darme cuenta.

Todo el ambiente es tranquilizador, los libros, la charla, las actitudes de presentadora y visitantes. Sólo consiste en eso, presentación de un libro que ha encandilado al lector y su por qué y de otro en sentido contrario.

Me entusiasmó ver cómo varios de los participantes coincidían conmigo tanto en los libros Z verdes como en los rojos.

NO, el libro no ha muerto. La lectura sigue siendo esa actividad embaucadora que te transporta, te hace sentir, llorar, reir…, en definitiva vivir en esta vida otras muchas y sin tener que moverte del sillón de tu casa.

Ojalá los libros fueran unos de esos regalos habituales que se pidieran como regalo de Navidad (ya sea formato papel, ya digital). Si hubiese mucha más gente lectora seguro que el mundo no estaría como está. El conocer la vida y la opinión de otra gente te enriquece, aumenta tu visión de la realidad al poderla ver desde otra perspectiva, te posibilita el poder intercambiar opiniones con otras personas y aumentar tu conocimiento en muchos temas.

El que me gustó el programa ha quedado claro, pero si hubieseis oído hablar a un chico de 15 años de lo que supone para él la lectura y de cómo está enganchando a sus hermanos más pequeños a ello…., muestra de que todo no está perdido, de que a pesar de que cueste mucho, los padres y educadores hemos de estar ahí, insistiendo y hablando de lo maravilloso que es un libro, y que como todo en la vida los hay buenos y malos. Hemos de enseñarles a ser capaces de elegirlos, de quererlos y mimarlos por todo aquello que nos pueden dejar.

 

 

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here