Un rayito de esperanza

30

Hace unos días un ex alumno del colegio que ya está casi para terminar la carrera me preguntaba si yo podía hacer algo para dar publicidad a un trabajo que está preparando con un compañero. Le pregunté en qué consistía y me llamó muchísimo la atención que algo así partiera de gente muy joven, a la que normalmente criticamos por su falta de educación, de formación, su egoísmo y cuantas cosas más solemos decir de ellos.

El proyecto consiste en una travesía a través del desierto para llevar material solidario a los más necesitados en las aldeas del Sáhara, próximas a  Marruecos. Han organizado un rally a través del desierto, planificado por una organización que se llama Uniraid.  Y además de convertirse en una aventura, supondrá un gran sacrificio para los jóvenes, de apenas veintipocos años, que han de conseguir un coche de más de 20 años de antigüedad y una inscripción de 1890 euros que incluye el transporte de los dos participantes, la estancia durante los diez días en campamentos y los seguros necesarios para desplazarse por la zona en cuestión.

El objetivo es entregar un mínimo de 30 Kilos de material solidario y aparte realizar un proyecto personal en las aldeas, como puede ser instalación de energia, realización de un pozo, o cualquier otra cosa que repercuta en beneficio de la comunidad a la que acudan.

Este proyecto les obliga a moverse por las empresas en busca de financiación y patrocinio, lo que les enseñará a moverse a un nivel hasta ahora desacostumbrado para ellos, a estudiar y poner en prácticas técnicas de emprendimiento y a afrontar una bonita experiencia que les será, sin duda, de gran ayuda para mañana.

Pero lo más difícil es conseguir el apoyo económico. Proponen el llevar pegatinas con publicidad de las empresas que así lo deseen, hacerse camisetas con las marcas que lo quieran, serían nombradas en todos los medios de comunicación en los que fueran entrevistados. Ya han salido en algunos, TV3, TVE, teledeporte, en la 2 y el algunas cadenas regionales. Están pendientes de salir en Canal Sur, Onda Mezquita, etc….

Su equipo se llama Team Ventus, y está formado por estos dos muchachos, Bartolomé Soto y Juan Luis Rascón, jóvenes emprendedores de gran corazón que quieren convertir su proyecto en una ayuda a los más necesitados de este mundo.

No son pocos los artículos y los escritos en los que se hace referencia a la falta de compromiso, formación, educación, la carencia de valores, etc que prima hoy en la sociedad. Pero aparecen rayitos de esperanza como este que nos indica que no todo lo que hacemos está mal. Es cierto que son pocos, pero los hay, y debemos de estar ahí para apoyarlos y ayudarles en todo lo que necesiten. Así que ya saben, si  alguien quiere contribuir en este bonito proyecto, sólo tiene que ponerse en contacto conmigo y de inmediato la comunicación con ellos será fluida. No importa lo mucho o lo poco, todo sirve para seguir fomentando en los jóvenes la solidaridad y el amor a los más necesitados.

Ánimo chavales. Querer es poder.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here