El juez acusa al exalcalde de Benamejí de malversación y prevaricación


La actuación del socialista José Ropero ocasionó "un perjuicio a las arcas municipales" al cobrar dietas que no le correspondían

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Lucena ha dictado el auto de procesamiento con el que finaliza las diligencias de investigación por el caso del cobro de dietas irregulares en el Ayuntamiento de Benamejí con la apreciación de la posible existencia de sendos delitos de prevaricación y malversación por parte del exalcalde, el socialista José Ropero, quien dimitió en 2014 tras 22 años al frente del Consistorio.
José Romero, exalcalde socialista de Benamejí.
José Romero, exalcalde socialista de Benamejí. /Foto: LVC

Según recoge el auto, notificado este lunes a las partes y al que ha tenido acceso Europa Press tras adelantarlo la prensa provincial, las pruebas practicadas llevan a la conclusión de que existió “un error manifiesto” en las declaraciones por gastos de locomoción y dietas entre los años 2002 y 2012 por parte del exregidor, quien percibió un importe a su favor durante dicho periodo por la suma de 49.649,42 euros.
Al respecto, en el Ayuntamiento se liquidaron tales dietas y gastos de desplazamiento conforme a unas plantillas que “no eran las correctas”, según se expone. Así, de acuerdo con dichos documentos, para las que se “utilizó un modelo equivocado”, el juez advierte de que “todas las dietas liquidadas se hicieron por una cantidad errónea que no se correspondía con las procedentes sobre indemnizaciones por razón del servicio”.
Además, se indica que Ropero, “con conocimiento de la falta de derecho a la percepción de determinadas cantidades”, procedió no obstante a reclamarlas y cobrarlas. Esta actitud provocó “un perjuicio para las arcas municipales”. Entre las irregularidades detectadas, el togado observa “cantidades indebidas, documentos que no aparecen firmados y otros firmados por delegación por el propio beneficiario, así como errores en los días y en los datos justificativos”.
Este auto es recurrible y otorga un plazo de diez días a la Fiscalía y las acusaciones para solicitar la apertura de juicio oral, con la formulación de sus escritos, bien el sobreseimiento de la causa o excepcionalmente la práctica de “diligencias complementarias indispensables para la tipificación de los hechos”. De hecho, desde la acusación, concretamente la que representa al PA e IU, han anunciado que en próximos días presentarán su calificación sobre los hechos ante el juzgado.
Tras más de cuatro años de investigación, el juzgado optó hace unos meses por archivar la causa contra el exteniente de alcalde de Urbanismo Francisco Hoyos (PSOE), que fue imputado en julio de 2013 por la supuesta comisión de un delito de malversación por el cobro de las dietas, a la vez que se archivó el procedimiento que imputaba al tesorero del Ayuntamiento en relación a la misma causa y contra el resto de ediles y técnicos que percibieron dietas, unas 40 personas.
Como se recordará, José Ropero optó por dimitir en enero de 2014. Ante el Pleno, lo consideró un asunto de “gravedad”, porque compromete dinero público, si bien insistió, tal y como había hecho hasta entonces, en que se trataba de “un error”. Dijo, además, que el asunto quedó “corregido” por los cargos públicos y funcionarios del Ayuntamiento implicados, “sin excepción”, que optaron por devolver las dietas.
La denuncia en el plano político del cobro irregular de dietas partió del PA y de IU, que localizaron una serie de errores en los formularios que se utilizaban para esos fines. Ante esta situación se puso en marcha una comisión de seguimiento, que estudió el periodo comprendido entre 2002 y 2012.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here