La "comprometida" situación del alcalde de Priego


José Manuel Mármol está siendo investigado judicialmente, cuando no se ha cumplido un año de la moción de censura que le dio la Alcaldía

María Jesús Serrano, Antonio Hurtado y José Manuel Mármol.
María Jesús Serrano, Antonio Hurtado y José Manuel Mármol. /Foto: LVC

En mayo de 2017, el PSOE -con José Manuel Mármol, a la cabeza- arrebataba la Alcaldía de Priego de Córdoba al PP. Ello por medio de una moción de censura que, a juicio de Mármol, era consecuencia de “dos años” en los que el gobierno local del PP no ha contado “con los grupos que conforman la mayoría” del Pleno, intentando “coartar” su “labor de fiscalización” al gobierno municipal, cuya gestión se ha caracterizado por la “parálisis” y el “localismo”, lo que ha ido en perjuicio, precisamente, del propio municipio, de casi 23.000 habitantes.
No ha pasado un año de aquel momento de “triunfo”, cuando los acontecimientos han dejado muy tocado al ahora alcalde de Priego. Y es que el Auto del juez Rodríguez Lainz, que instruye el presunto “amaño” en las oposiciones del Consorcio de Bomberos ha dejado al regidor de la localidad de la Subbética como investigado. No está solo en este trance, ya que junto a él hay otros 21 investigados. Algunos tan significados como el gerente del Consorcio de Bomberos, Juan Jesús Carandell, y la vicesecretaria general del PSOE de Córdoba, Dolores Amo.
Una cuestión en la que se aventuran numerosos capítulos -judiciales y políticos- por llegar. Y que, de momento, se ha convertido en el centro de la bronca política en el ámbito provincial. Un quebradero de cabeza no solo para Mármol, cuya idoneidad para mantener el puesto de alcalde para sus socios de gobierno podría quedar en entredicho, sino para su responsable político, presidente de la Diputación y alcalde de Rute, Antonio Ruiz. A éste no le ha quedado otra salida que permitir que Amo comparezca ante el Pleno de la institución provincial.
Eso será en mayo. Antes, este domingo el presidente del PP de Córdoba, Adolfo Molina, y el portavoz popular en la Diputación de Córdoba, Andrés Lorite, anunciaron la personación en el caso del presunto amaño de las oposiciones del Consorcio de Bomberos de la institución provincial. Y denunciaron “el ocultismo y la falta de explicaciones del gobierno socialista de la Diputación ante un caso que afecta de lleno a la línea de flotación del PSOE de Córdoba”. Mientras que el viceportavoz del Grupo Socialista en la Diputación de Córdoba, Antonio Rojas, hablaba de “minuto de gloria”. Lo que está por ver es si cuánto durará ese minuto para Mármol, Carandell y Amo, si la vía judicial sigue su curso.