De la gestora a la estabilidad en la hermandad del Amor


Rocío Arranz continuará otros cuatro años como hermana mayor de la cofradía del Domingo de Ramos

Rocío Arranz. amor
Rocío Arranz.
Rocío Arranz. amor
Rocío Arranz.

La hermandad del Amor de la capital cordobesa tendrá como máxima responsable, durante los próximos cuatro años a Rocío Arranz. La hermana mayor desarrollará su segundo mandato consecutivo al frente de la cofradía del Domingo de Ramos, tras el periodo comprendido entre 2018 y 2022.

Cuatro años que, con Arranz al frente, han llevado a la estabilidad a la institución penitencial de Jesús Divino Obrero. Y es que, durante los tres años previos a la primera elección de la actual hermana mayor, la hermandad del Amor tuvo que ser gobernada por una junta gestora.

Así, entre 2015 y 2017 fue Miguel Ángel de la Torre quien guió a la cofradía, dando paso en 2017 a Rafaela Vázquez Cañete, quien la dirigió hasta que en verano de 2018 se celebraron las elecciones que pusieron a Arranz en el cargo. Desde entonces la hermandad ha ido desarrollando diferentes proyectos y la estabilidad ha marcado este periodo.