Sebastián Giraldo: “Ha sido un año agridulce, nos hemos quedado sin Semana Santa, pero hemos avanzado mucho en el proyecto”


El presidente de la Unión de Bandas hace balance de 2021

la voz Sebastián Giraldo./Foto: LVC
Sebastián Giraldo./Foto: LVC
unión
Sebastián Giraldo en La Voz de las Cofradías.

2021 ha sido un año intenso para las cofradías, que sufrieron la segunda Semana Santa sin procesiones por el coronavirus, pero pudieron volver a las calles, tras año y medio de restricciones. Y, en ese contexto, también ha sido el año en que ha afianzado su proyecto, con pasos de gigante, la Unión de Bandas de Música Procesional de Córdoba. Hablamos con su presidente, Sebastián Giraldo, quien realiza un exhaustivo análisis de lo vivido estos doce meses para la institución que representa.

Primer año completo de la Unión

agenda
Concierto de la agrupación musical Cristo de Gracia./Foto: Jesús Caparrós

2021 ha sido un año agridulce. Aunque hemos podido volver a la normalidad de los ensayos, conciertos y procesiones en el último trimestre, no podemos olvidar que la principal actividad de las bandas se desarrolla en torno a la Semana Santa y esta no fue posible por segundo año consecutivo.

Este año ha sido el primero en el que la Unión de Bandas ha comenzado a funcionar a pleno rendimiento, una vez que se firmaron los estatutos y se configuró su Junta Directiva en octubre de 2020.

El inicio de la andadura

Banderín de Redención./Foto: Irene Lucena Dolores bandas
Banderín de Redención./Foto: Irene Lucena

Los comienzos fueron duros. Ya por la Navidad de 2020 se nos anunció por segunda vez consecutiva la suspensión de la Semana Santa 2021. Esto supuso un jarro de agua fría para todo el mundo cofrade, y también para las bandas de música que no veíamos la manera de retomar nuestra actividad con normalidad. Además, hay que recordar que la normativa de restricciones no dejaba claro que las bandas pudiesen retornar a los ensayos.

Vuelta a los ensayos

Banderín de la agrupación musical de la Sagrada Cena./Foto: Luis A. Navarro
Banderín de la agrupación musical de la Sagrada Cena./Foto: Luis A. Navarro

No fue hasta el mes de febrero, cuando en una negociación colectiva de los consejos de bandas de Sevilla, Málaga, Córdoba y Jaén con la delegación de Sanidad de la Junta de Andalucía, se consiguió tener una normativa para volver a ensayar. Ese nuevo Decreto llegó justo antes de la Semana Santa, y algunas bandas pudieron hacer algo. 

El papel del Ayuntamiento

Actuación de la banda de la Estrella en el Patio de los Naranjos./Foto: Cabildo Catedral-José Ignacio Aguilera
Actuación de la banda de la Estrella en el Patio de los Naranjos./Foto: Cabildo Catedral-José Ignacio Aguilera

Fue entonces el momento en que se puso en marcha el acuerdo al que llegamos con el área de Promoción del Ayuntamiento de Córdoba. Organizamos, junto con el Cabildo Catedral, unos conciertos en el Patio de los Naranjos, que se realizaron el Lunes, Martes y Miércoles Santo, los cuales fueron un éxito de público y demostraron que era posible volver a poner música en la calle. 

Poco a poco más bandas se animaron a retomar los ensayos, pero enseguida llegó el verano y con él la quinta ola de esta pandemia, que volvió a dejarnos sin actividad por un breve periodo de tiempo. 

“Luz al final del túnel”

whatsapp image 2021 10 17 at 111646
Actuación de la banda de música del Cristo del Amor./Foto: LVC

Gracias a Dios, después del verano vimos una luz al final del túnel, las autoridades sanitarias animadas por el ritmo de la vacunación eliminaron muchas restricciones y se anunciaron, por fin, algunas procesiones ordinarias y extraordinarias. Hasta el punto de que en este último trimestre todas las bandas que forman parte de La Unión retornaron a los ensayos para cumplir con las actuaciones que han ido surgiendo. 

Conciertos

concierto salud foto jesús caparrós 07
Concierto de la banda de cornetas y tambores de la Salud./Foto: Jesús Caparrós

Por parte de la Unión, la actividad de conciertos ha sido intensa. Y en su totalidad para dar respuesta a dos acuerdos alcanzados con el Ayuntamiento. Por un lado, con el área de Promoción que lidera Marián Aguilar, se han organizado los conciertos en honor a Ntra. Sra. de la Fuensanta, San Rafael y Santa Cecilia. También se ha colaborado con el Centenario de los Patios y con la inauguración del alumbrado, realizando un pasacalles el día del encendido. Por otro lado, con el área de Juventud que lidera Cintia Bustos, hemos participado del ciclo de conciertos “Viento Joven” realizado en el Quiosco de la Música. Cada domingo por la mañana se ha podido escuchar a una banda de música diferente, realizando un total de 7 conciertos (aunque el último, que estaba planificado para el domingo 26 de diciembre hemos tenido que aplazarlo debido a esta sexta ola).

Caído y Fuensanta.
Caído y Fuensanta.

Así ha transcurrido el año 2021. Un año agridulce, porque nos hemos quedado sin Semana Santa, pero hemos avanzado mucho en el proyecto y en los objetivos de La Unión de Bandas. 

Lo más positivo

Banda de la Coronación de Espinas./Foto: Francisco Patilla
Banda de la Coronación de Espinas./Foto: Francisco Patilla

Como aspectos positivos me quedo con la mejora de las relaciones entre las propias bandas de La Unión. La comunicación es fluida y, aunque surjan diferencias, se hablan y se intentan solucionar. También es positivo el apoyo recibido por el Ayuntamiento de Córdoba. En un año tan difícil económicamente para las bandas, han estado a nuestro lado y nos apoyado. Y también valoro mucho los pasos que se están dando con otros consejos andaluces para la creación del futuro Consejo Andaluz de Bandas. Un proyecto apasionante e ilusionante que intentará poner a la música procesional en el lugar que le corresponde en el panorama cultural andaluz.

Aspectos a mejorar

captura de pantalla 2021 12 29 a las 210832
Sebastián Giraldo y Olga Caballero en La Voz de las Cofradías.

También hay aspectos en los que tenemos que mejorar. Me quedo con la espinita de no haber podido realizar los conciertos de Cuaresma y Pregón de Semana Santa y Gloria que se acordaron con la Agrupación de Hermandades y Cofradías. Así como haber alcanzado algún acuerdo al hilo de la subvención que ofreció la Junta de Andalucía para “actividades culturales”. La colaboración y el diálogo entre de La Unión de bandas y la Agrupación de cofradías es inevitable y esencial. 

Y por supuesto, el peor momento del año lo vivimos cuando la Banda de la Esperanza solicitó la salida de la Unión. Creo que fue una decisión precipitada y que no beneficia a ninguna de las dos entidades. Aún así hay que respetar su decisión y las ocho bandas que pertenecen a La Unión continuaremos desarrollando el proyecto y los objetivos que nos hemos marcado.