Francisco Luis Castaño: “Para los capataces la salud del costalero debe de ser prioritaria”


El capataz de la Estrella y de la hermandad del Nazareno desvela cómo afronta 2022

Francisco Luis Castaño./Foto: Jesús Caparrós La Voz de las Cofradías
Francisco Luis Castaño./Foto: Jesús Caparrós
Francisco Luis Castaño./Foto: Jesús Caparrós
Francisco Luis Castaño./Foto: Jesús Caparrós

Francisco Luis Castaño es uno de los capataces cordobeses, que han experimentado una interesante progresión durante los últimos años. 

Reconocido costalero de las cuadrillas de Luis Miguel Carrión (de cuyo equipo de auxiliares formó parte), su labor al frente de los pasos ha tenido puntos de brillo en el misterio de la Oración en el Huerto (donde acompaña a Federico Jiménez), en las Angustias (donde fue segundo en la etapa de Ángel Muñoz como capataz) y actualmente es titular de los martillos de la Virgen de la Estrella, Jesús Nazareno (donde comenzó su andadura como capataz titular) y, recientemente, de la titular mariana de la cofradía del Jueves Santo, María Santísima Nazarena.

Castaño ha atendido a La Voz de Córdoba, para ofrecer sus sensaciones de cara a 2022, el año en que se aguarda que la Semana Santa vuelva su normalidad con la celebración de las procesiones. En este sentido, el capataz confiesa que “afronto este año con mucha ilusión, dadas las circunstancias que nos han tocado vivir en estos últimos años”.

img 8154
Francisco Luis Castaño en el Vía Crucis de las Hermandades, presidido por la imagen de Jesús Nazareno./Foto: Jesús Caparrós

Eso sí, Castaño repone que, “siempre, con una gran responsabilidad, la que supone el estar al frente de las personas que componen las cuadrillas de las imágenes titulares de las cofradías que han confiando en mí y en el equipo que represento”. 

El capataz explica que aun hay “mucha incertidumbre, ya que las cuadrillas nos tendremos que ir adaptando a las circunstancias y a las recomendaciones que nos manden las autoridades sanitarias”. Y subraya que, “para los capataces la salud del costalero debe de ser prioritaria y en esta época en la que vivimos y con las cifras que se manejan en la actualidad, debemos velar por dicha salud”. Aun así, Castaño insiste que  espera a 2022 “muy ilusionado y con muchas ganas de trabajar”.