“El Padre Cosme tuvo un corazón encendido en el amor de Jesucristo”


La diócesis de Córdoba da gracias a Dios por la declaración de Venerable del Padre Cosme Muñoz, fundador del colegio de Nuestra Señora de la Piedad

La diócesis de Córdoba da gracias a Dios por la declaración de Venerable del Padre Cosme Muñoz, fundador del colegio de Nuestra Señora de la Piedad./Foto: Diócesis de Córdoba
La diócesis de Córdoba da gracias a Dios por la declaración de Venerable del Padre Cosme Muñoz, fundador del colegio de Nuestra Señora de la Piedad./Foto: Diócesis de Córdoba
La diócesis de Córdoba da gracias a Dios por la declaración de Venerable del Padre Cosme Muñoz, fundador del colegio de Nuestra Señora de la Piedad./Foto: Diócesis de Córdoba
La diócesis de Córdoba da gracias a Dios por la declaración de Venerable del Padre Cosme Muñoz, fundador del colegio de Nuestra Señora de la Piedad./Foto: Diócesis de Córdoba

El obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, ha presidido en la mañana de este domingo, 12 de diciembre, una misa de acción de gracias por la declaración de Venerable del Padre Cosme Muñoz Pérez (1573-1636), fundador en Córdoba del colegio de niñas huérfanas de Nuestra Señora de la Piedad, que atienden las Hijas del Patrocinio de María en Córdoba con el Padre Luis Pérez en Villafranca.

Como ha informado la Diócesis, el Padre Cosme Muñoz se dedicó a la educación y promoción de las niñas y jóvenes en una época en que era escasa esa atención, constituye una de esas figuras de sacerdote diocesano, posterior a san Juan de Ávila e influido por él, que llenaron su época con frutos de santidad para nuestra diócesis de Córdoba, y para el mundo entero. Las Hijas del Patrocinio de María continúan hoy esa labor en distintos colegios por la Diócesis.

El Papa Francisco autorizó el decreto de Virtudes heroicas el pasado mes de marzo 2021, por el que concede al Padre Cosme el título de Venerable, a la espera de que Dios haga un milagro por su intercesión, y proceder así a la beatificación. “Se nos plantea el reto de alcanzar el milagro para que el Padre Cosme pueda ser nombrado Beato y pueda recibir culto en la Iglesia. Estad seguro que se os va a conceder, que Dios lo hará cuando quiera, en quien quiera y como quiera, pero lo hará; para eso la Iglesia nos pone estos ejemplos, para inspirar la fe y la vida cristiana”, ha expresado el obispo.

Monseñor Demetrio Fernández ha instado a los fieles a encomendarse a él con toda fe, recordando en su homilía la huella que han dejado los santos en la historia y los grandes frutos de caridad. “Ha dado frutos abundantes su vocación, especialmente en el campo de la educación, donde la Iglesia es pionera, porque ella ha estado siempre al servicio del hombre y en este caso al servicio de estas niñas pobres y huérfanas”, ha recordado asegurando que “el Padre Cosme tuvo un corazón encendido en el amor de Jesucristo”.