El Apostolado de la Oración crece en la diócesis


L parroquia de San Francisco y San Rodrigo Mártir de Cabra acaba de crear un grupo

Grupo de Apostolado de la Oración de la parroquia de San Francisco y San Rodrigo Mártir de Cabra./Foto: Diócesis de Córdoba
Grupo de Apostolado de la Oración de la parroquia de San Francisco y San Rodrigo Mártir de Cabra./Foto: Diócesis de Córdoba
Grupo de Apostolado de la Oración de la parroquia de San Francisco y San Rodrigo Mártir de Cabra./Foto: Diócesis de Córdoba
Grupo de Apostolado de la Oración de la parroquia de San Francisco y San Rodrigo Mártir de Cabra./Foto: Diócesis de Córdoba

Carlos Gallardo, director diocesano del Apostolado de la Oración, era el encargado de presentar el nuevo grupo de esa realidad eclesial, que se ha creado en la parroquia de San Francisco y San Rodrigo Mártir de Cabra. 

Sobre dicho grupo de Apostolado de la Oración, el párroco de la mencionada feligresía egabrense, Mario González, ha señalado -en declaraciones recogidas por la web de la diócesis- que en el último año vienen exponiendo al Santísimo diariamente y “el espíritu de adoración de la barriada Virgen de la Sierra se ha ido despertando cada vez más”. De ahí ha surgido la idea de crear este grupo que tiene como objetivo “buscar intimidad con el Señor y fomentar el amor a la Iglesia”.

Asimismo, cabe destacar que la iglesia del Carmen de Puerta Nueva de la capital cordobesa acogerá, este sábado 20 de noviembre, un encuentro diocesano del Apostolado de la Oración. El mismo comenzará a las 10:30 con la ponencia titulada, ‘Vivir de veras con Cristo vivo’, que llevará a cabo el P. Manuel Vargas. A las 12:30 horas, el obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, presidirá la Eucaristía. El encuentro se desarrollará hasta las 17:00 horas, tras un almuerzo y la Adoración que comenzará a las 16:00.

Apostolado de la Oración

Como recoge la diócesis en su web, la espiritualidad de este movimiento contiene cinco puntos básicos:

1. El sacrificio de la misa y la ofrenda diaria: en la Eucaristía Cristo se ofrece, se entrega para la redención del mundo. Nosotros nos unimos cada día a este sacrificio del altar, realizando el ofrecimiento de obras cada mañana. Con este ofrecimiento toda nuestra vida, todo lo que hacemos o sufrimos por amor y en el amor de Cristo, tiene valor para la redención del mundo.

2. La espiritualidad del Corazón de Cristo: es clave dentro del Apostolado de la Oración. Expresa la unión de corazón a corazón con Cristo vivo. Expresa la amistad con Jesús la confianza en su Amor; sabiendo que si cuidamos de Él y de sus cosas, el cuidará de nosotros y de las nuestras.

3. Devoción tierna a la Santísima Virgen: María es modelo de mujer orante. Es la primera co- redentora con Cristo redentor. Ella puede enseñarnos como vivir ofreciendo.

4. Sentir con la Iglesia: unos de los fines del Apostolado de la Oración es orar y ofrecer por las intenciones del Santo Padre y del Obispo diocesano. Es muy importante ser Iglesia y sentirse parte de ella.

5. Asiduidad en la oración: es de vital importancia no reducir el Apostolado de la Oración a un conjunto de prácticas, o solo a un tiempo concreto de oración, sino ser personas orantes. Porque el mundo y la Iglesia necesitan corazones que oren con frecuencia, que hagan de su vida oración.