Vidal: “El día que delante de un paso no me sienta con cierta tensión será el momento de tenerme que ir”


"Siempre me he responsabilizado mucho y algunos amigos me han dicho que me veían muchas veces excesivamente tensionado"

capataz
Juan Carlos Vidal.
Esperanza Del Valle Juan Carlos Vidal./Foto: Paco Román costaleros
Juan Carlos Vidal./Foto: Paco Román

¿Siente tensión un capataz delante de un paso? ¿Cómo se gestiona? ¿Es un sentimiento positivo? La respuesta a estas cuestiones la ofrecía el capataz cordobés, Juan Carlos Vidal. En una entrevista concedida a La Voz de Córdoba, Vidal reconocía que “hay que ser muy responsable delante de un paso, porque estás jugando con la salud de muchas personas; tienes en tus manos el patrimonio más grande de la hermandad; y la verdad que sientes una presión importante”. 

En ese sentido, el capataz señalaba que “siempre me he responsabilizado mucho y algunos amigos me han dicho que me veían muchas veces excesivamente tensionado, pero creo que el tema este lo merece y hay que ser así”. Y ponía como ejemplo que “escucho muchas veces a toreros y a futbolistas con mucha experiencia, que dicen que hay momentos en que están nerviosos y lo pasan mal”.

Y es que, “delante de un paso hay momentos buenos y momentos malos. Los hay en que lo pasas mal, lo que ocurre es que los buenos te hacen olvidar el resto”, subrayaba Vidal. Esto para puntualizar que “hoy, uno se exige mucho y trata de que todo vaya lo mejor posible y eso te crea momentos de tensión. Pero eso forma parte del oficio”, de modo que “el día que delante de un paso no me sienta con cierta tensión, creo que será el momento de tenerme que ir, porque algo falla. El gusanillo en el estómago hay que tenerlo, porque eso es normal”.