GALERÍA | Una visita más que especial


Santa María de la Merced regresaba a San Antonio de Padua, dejando patente que la pandemia no ha afectado a la devoción de un barrio

Santa María de la Merced./Foto: Jesús Caparrós
Santa María de la Merced./Foto: Jesús Caparrós
rosario merced foto jesús caparrós 11
Santa María de la Merced./Foto: Jesús Caparrós

La iglesia de San Antonio de Padua abría sus puertas, al amanecer de este domingo, para que Santa María de la Merced presidiera el rosario de la aurora, que organizaba su hermandad.

Era una jornada especial por muchos motivos, el camino hacia la normalidad se comenzaba a andar por la cofradía del Lunes Santo con una salida en la que no faltó un más que nutrido cortejo, así como de devotos en las calles. Pero también porque el piadoso acto contaba con una parada de esas que dejan estampas para la historia.

Y la narración del rosario tenía en la iglesia de la Aurora su parte central. La Virgen de la Merced visitaba a la de La O, con motivo del 25 aniversario de esta última, dando cuenta de los lazos que unen a estas dos corporaciones.

Radiante como el día, Santa María de la Merced regresaba a San Antonio de Padua, dejando patente que la pandemia no ha afectado a la devoción de un barrio y que la salud de la que goza la cofradía del Lunes Santo es, cuanto menos, envidiable.