Un Pentecostés en septiembre


La hermandad del Rocío de Córdoba visita la iglesia de San Lorenzo durante su rosario

Rosario de la hermandad del Rocío de Córdoba./Foto: Francisco Patilla
Rosario de la hermandad del Rocío de Córdoba./Foto: Francisco Patilla
whatsapp image 2021 09 25 at 193917
Rosario de la hermandad del Rocío de Córdoba./Foto: Francisco Patilla

Tras dos años sin camino, sin peregrinación a la aldea por culpa del coronavirus, las puertas de San Pablo se abrieron este sábado para que el Simpecado de la hermandad del Rocío de Córdoba presidiera el rosario de la filial por las calles de la capital.

Ello en un itinerario que llevó a los rocieros cordobeses a la iglesia de San Lorenzo. Una vez allí se celebró una misa y los sones de la Salve dejaron constancia de que la normalidad va regresando para las cofradías.

La hermandad del Rocío recuperó el puso de una de las grandes devociones que habitan cordoba, la que sienten muchos de sus habitantes por la Blanca Paloma. No era Pentecostés, pero la alegría, probablemente, era similar en el corazón de los rocieros, en este septiembre mágico.