“No hay horizonte más inclusivo que el horizonte católico”


En su carta semanal, el obispo de Córdoba recuerda que, “en el plan de Dios estamos incluidos todos y llamados todos a la plenitud"

Seminario cofrades Año Jubilar inclusivo
Sagrado Corazón de Jesús./Foto: Cabildo
cofrades
Sagrado Corazón de Jesús./Foto: Cabildo

“No hay horizonte más inclusivo que el horizonte católico, pues católico significa todas las personas y en todas sus dimensiones”. En estos términos comienza la carta semanal del obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, donde el prelado recuerda que, “en el plan de Dios estamos incluidos todos y llamados todos a la plenitud, a la santidad plena”. 

Y es que, como señala monseñor Demetrio Fernández, “Dios no descarta a nadie, y si por alguno tiene preferencia es por el más pobre, por el que haya tenido menos oportunidades en su vida, por el que la sociedad haya marginado, por el que se queda atrás”.

Ello aparece en el Evangelio de este domingo que “quiere ensanchar nuestro horizonte siguiendo la enseñanza de Jesús: ‘El que no está contra nosotros está a favor nuestro’”. Y, como destaca el obispo, “algo parecido sucedió con nuestros padres en el desierto, camino de la tierra prometida. También aquellos dos que no acudieron a la asamblea recibieron el Espíritu de Dios”.

Finalmente, el prelado subraya que “la inclusión universal no es una moda, aunque aparece hoy ciertamente como un signo de los tiempos”. Esto debido a que “la inclusión universal viene constituida por el misterio de la encarnación, por la que el Verbo encarnado se ha unido de alguna manera con cada hombre, construyendo una solidaridad universal sellada con la sangre de la Cruz”. Y, como “la sangre redentora de Cristo ha superado con creces toda división y exclusión, un corazón católico es un corazón inclusivo”.