Los proyectos del reelegido hermano mayor del Caído


Juan Rafael Cabezas explicaba a La Voz cuáles serían las líneas maestras de estos cuatro años si salía reelegido

Juan Rafael Cabezas./Foto: Jesús Caparrós
Juan Rafael Cabezas./Foto: Jesús Caparrós
El hermano mayor del Caído, Juan Rafael Cabezas, y Daniel García, en una imagen de archivo./Foto: Jesús Caparrós
El hermano mayor del Caído, Juan Rafael Cabezas, y Daniel García, en una imagen de archivo./Foto: Jesús Caparrós

La hermandad de Jesús Caído de la capital cordobesa celebraba, este sábado, su cabildo de elecciones a hermano mayor. Al mismo concurrían dos candidaturas, siendo la ganadora la del actual máximo responsable de la cofradía del Jueves Santo, Juan Rafael Cabezas, con un amplio respaldo de 192 votos a favor.

Túnicas

A partir de ahora llega el momento de poner en marcha proyectos pendientes y futuros. Los mismos los relataba Cabezas en una entrevista concedida a La Voz de Córdoba este verano. En la misma, el reelegido hermano mayor explicaba que “había proyectos que debían ser continuados y otros que, por la pandemia, no llegamos a realizar como el cambio de la tela de los equipos nazarenos. Teníamos presupuestos de talleres de confección. La idea es que los hermanos no tengan comprar obligatoriamente el equipo, a los que lo quieran comprar se les van a dar facilidades suficientes”.

La reforma del palio

“Casi todos los años, cuando llegábamos a la casa, la parte superior del varal- la que engancha con el techo- estaba rota”, desvelaba Cabezas. Este señalaba que, “afortunadamente, estos últimos años no ha ocurrido como antiguamente que sí ocurría durante la estación de penitencia, cuando pasaba que había que arrimar el palio a un balcón para poderlo arreglar. De hecho, el último año se seccionó la parte de abajo. Convocamos a expertos (Fernando Morillo y Álvaro Doctor) y con lo que ellos nos dijeron se han hecho una serie de mejoras. De esas conversaciones surgió el tema de la reforma y, sobre todo, Álvaro nos convenció. De ahí surgió la idea de hacer un plan director ara modificar las medidas del paso de la Virgen. Eso se tiene que hacer en los próximos cuatro años”.

Digitalización del archivo

“Desgraciadamente, no sé si a causa de los diversos traslados, la verdad es que faltan algunos de los libros de la hermandad (de actas, de cuentas). Tenemos muchos carteles de convocatorias de cultos que están doblados, etc. Hay libros de cuentas firmados por Lagartijo, por Manolete, castas del Marqués de Villaseca de 1870. Son documentos que hay que conservar muy bien y, además, que los conozcan los hermanos”, destacaba Cabezas. 

Túnica de Lagartijo

“Ya hemos recibido el Instituto y está mejor de lo que nosotros creíamos, pero de todas maneras está deteriorada por el paso de los años. Hicieron un estudio y no se pasaría el bordado a otra tela, sino que también se restauría el tejido. Nuestra idea ha sido no ponerséla al Señor a no ser que sea por una ocasión especial y en el IAPH nos dijeron que se le puede volver a poner”.

El hermano mayor del Caído añadía que “el proyecto (de restauración) seguramente lo pongamos en marcha muy pronto, porque queremos solicitar la ayuda de la Junta a la restauración del Arte Sacro. El estudio del IAPH nos puede servir para solicitar esa ayuda”.