Rafael Salamanca, hermano mayor de la Sentencia: “El éxito de nuestra hermandad es la continuidad”


En la siguiente entrevista, Salamanca realiza un análisis sobre la evolución y las claves de esta para la hermandad de la Sentencia

Rafael Salamanca.
Rafael Salamanca.

La hermandad de la Sentencia no se entiende sin el grupo humano que, durante las últimas décadas, la ha convertido en uno de los referentes de la capital cordobesa. Dentro del mismo, la familia Salamanca ha tenido un papel esencial en la progresión de la corporación radicada en San Nicolás. 

whatsapp image 2021 09 17 at 152747
Rafael Salamanca.

Uno de ellos, Rafael, es el nuevo hermano mayor desde hace tres meses y afronta el reto de mantener la ilusión en una institución que en lo patrimonial, está casi concluida. Pero Salamanca afronta el reto con el orgullo de quien ha echado los dientes en su cofradía y, en consecuencia, ella es parte indisociable de su vida.

“Siempre hemos antepuesto la hermandad a nuestros hobbies, a nuestro tiempo libre. Siempre ha estado delante, siempre ha sido nuestra prioridad”, leerán en la siguiente entrevista. Así como también de un análisis sosegado sobre la evolución y las claves de esta para la cofradía de la Sentencia. No pierdan detalle.

¿Cómo decide dar el paso y presentarse a hermano mayor?

Al final del mandato de mi hermano, viendo que nadie se decide a dar el paso, comienzo a pensar que quizá fuera el momento en que la hermandad necesita de mí. Lo hablo con mi familia y espero por si hubiera la posibilidad de que otro hermano quisiera presentarse. Fui comedido. Y, después de consultarlo con mi familia y con el párroco, tomé la decisión de la que estoy muy orgulloso, porque ser hermano mayor de la cofradía a la cual siempre has pertenecido y le has dedicado mucho tiempo, ser hermano mayor es un honor. Siempre se dice, pero lo digo muy orgulloso.

Aunque el cargo es nuevo para usted, no le coge de nuevas porque su familia está muy vinculada a la hermandad de la Sentencia.

Siempre hemos antepuesto la hermandad a nuestros hobbies, a nuestro tiempo libre. Siempre ha estado delante, siempre ha sido nuestra prioridad. Pero la familia Salamanca no somos nadie sin el gran grupo de personas que hay dentro de la hermandad de la Sentencia, nosotros somos un eslabón más. Fue uno de los motivos por los que decidí presentarme a hermano mayor, porque sé que el equipo que hay es un grupo de personas comprometidas con la hermandad, con la parroquia y vamos a una.

¿Cómo es su junta de gobierno?

whatsapp image 2021 09 17 at 155112 e1631949816758
José Antonio y Rafael Salamanca.

Se ha renovado el equipo, se ha metido gente joven. También se necesitaba esa renovación. Fue lo primero que dije en la junta de gobierno el otro día, que me alegraba mucho ver caras de jóvenes. Somos prácticamente los mismos, pero hay una renovación de gente a la que les decía que tienen que entusiasmar al resto, contagiar esa alegría que tienen los jóvenes.

Habla de ilusión, pero la hermandad ha crecido patrimonialmente mucho en las últimas décadas ¿Cuando está casi todo hecho, cómo se mantiene ese entusiasmo?

El grupo de hermanos que tiene la cofradía, que ha ido creciendo exponencialmente año tras año, creo que ha sido lo que ha permitido dar ese salto cualitativo. 

Soy de los que pienso que no está todo hecho, está todo por hacer. Me presenté con ese afán. Queremos analizar las posibilidades que tiene el paso de palio para aumentar las dimensiones y es algo que no se hace de un día para otro. Queremos empezar desde ya ha gestionarlo. Queremos salir de una nueva casa de hermandad, que no sabemos a día de hoy si va a ser posible. Y la misión social, que se hace día a día. 

La hermandad ha conseguido poner en la calle a más de 600 nazarenos en los últimos años ¿Cuál es la fórmula?

No hay fórmula. Lo que es cierto es que a los hermanos hay que cuidarlos y nosotros siempre estamos muy atentos a sus necesidades. Tenemos el propósito de ir creciendo, que el hermano sienta a la cofradía suya. En el mandato de José (Salamanca) se decidió que las túnicas fueran en propiedad, porque la casa de hermandad era una atarazana, un almacén de túnicas. Dimos el paso y ha sido positivo para la hermandad, porque crea más sentido de pertenencia, a no salir un año y lo dejo.

Ha nombrado a su hermano, José Antonio Salamanca, con qué se queda de sus mandatos.

Con el compromiso, el trabajo diario en la hermandad. Es difícil quedarse con una cosa. Ha sido buen hermano mayor, ha estado nueve años, de estabilidad en la cofradía, que ya venía de años anteriores. Los años de Jose han sido continuación del trabajo de juntas anteriores, como la de Paco Triviño y la anterior de Rafa Jiménez. El éxito de nuestra hermandad es la continuidad, que hemos ido desarrollando año a año. Tener las ideas claras del proyecto de hermandad que tiene la Sentencia. Jose no ha venido dando un golpe de timón. Llevamos escuchando la misma melodía muchos años y esa es mi intención como hermano mayor, continuar el trabajo que se ha realizado, que ha sido muy importante, desde los años 80 y 90.

En Córdoba se echa mucho en falta esa continuidad.

whatsapp image 2021 09 17 at 155104 1
Rafael Salamanca.

Creo que es lo más importante, porque te da la idiosincrasia, la manera de ser. Tú no puedes ser un día simpático y otro día antipático, un día solidario y otro no en tu forma de ser… pues las instituciones creo que lo mismo. El éxito está en que tu cabildo de oficiales sepa el proyecto de hermandad.

Hablando de continuidad, los capataces siguen.

En el el primer cabildo de oficiales se ratificaron. La cofradía tiene una confianza plena en David Arce y en Curro. Son unos magníficos capataces, el compromiso con la hermandad ha sido estupendo y mi junta de gobierno confía en ellos, de cara a estos cuatro años que nos quedan por delante.

También los vestidores.

Con Antonio Villar hemos hecho lo propio, ratificarlo. Lleva muchísimos años como vestidor de la Virgen. Hemos hecho un nuevo nombramiento, a Pedro Romero como nuevo vestidor de Nuestro Padre Jesús de la Sentencia. Se estaba encargando en la junta de Jose de esas labores, pero no era oficial.

La hermandad de la Sentencia no se entiende sin su consiliario, Antonio Evans, qué supone para la cofradía.

Para nosotros es un honor que, allá donde vaya, lo bien que habla siempre, presume de su hermandad de la Sentencia. Hay un lema que él siempre dice y nosotros también, que la parroquia es la hermandad y la hermandad es la parroquia. Estamos en nuestra casa en San Nicolás, todo lo que hacemos lo consultamos antes con él y hay una convivencia magnífica entre la hermandad y don Antonio. Estamos muy orgullosos de tenerlo como consiliario y del apoyo que nos transmite siempre.