Martín Pedregosa, hermano mayor de Villaviciosa: “Una procesión no se organiza en tres ni en diez días”


"A las Hermandades de Gloria solo se les iguala a las corporaciones penitenciales a la hora de exigirles compromiso"

Martín Pedregosa
Martín Pedregosa./Foto: Villaviciosa
Martín Pedregosa./Foto: Miguel A. Criado Lastres
Martín Pedregosa./Foto: Miguel A. Criado Lastres

La pandemia, la procesión suspendida, la obra social, lo que se exige a las Hermandades de Gloria… estas son algunas de las cuestiones que aborda el hermano mayor de Villaviciosa, Martín Pedregosa, en la siguiente entrevista.

En su segunda etapa al frente de la cofradía radicada en San Lorenzo, la experiencia cofrade de Pedregosa es amplia, así como su conocimiento de las hermandades, no en vano fue vicepresidente de Gloria de la Agrupación. Su análisis, siempre certero, lo convierte en una voz autorizada, que siempre deja líneas de pensamiento en las que profundizar. No pierdan detalle.

¿Qué balance realiza de lo que lleva de mandato?

Martín Pedregosa, José Juan Jiménez, Paco Pérez y Rafael Carlos Mendoza en La Voz de las Cofradías.
Martín Pedregosa, José Juan Jiménez, Paco Pérez y Rafael Carlos Mendoza en La Voz de las Cofradías.

En líneas generales, el balance del mandato es muy positivo en cuanto a las metas alcanzadas y vida activa de nuestra corporación. El sentido continuista de nuestro trabajo y el afrontamiento de la situación social actual han sido el gran motor de este balance.

La pandemia lo ha condicionado todo, ¿cómo le ha afectado a la hermandad?

Imagino que de una manera para nada distinta que a cualquier otra hermandad. Es verdad que, al residir en una feligresía con problemas socioeconómicos previos a la Covid-19, la acción social y la ayuda a Cáritas de San Lorenzo han sido el gran condicionante que ha centrado todas las fuerzas de nuestro desempeño.

¿Cuál ha sido el momento más difícil?

Los momentos más difíciles y tristes han venido cuando se ha sentido la imposibilidad de dar más, debido a la limitación de nuestros medios y al escaso apoyo social que reciben las Hermandades de Gloria, a las cuales solo se les iguala a las corporaciones penitenciales a la hora de exigirles compromiso.

En los últimos días han emitido un comunicado en el que anunciaban la suspensión de la procesión ¿Fue muy difícil adoptarla?

Desde luego que sí. La quinta ola segó de un plumazo nuestras expectativas y nuestras ilusiones. Fue una decisión muy meditada y con un sentido de corresponsabilidad importante con la crisis sanitaria.

Ningún acto puede sustituir en esencia espiritual a una salida procesional de la cofradía

Informaron del silencio administrativo y, tras el comunicado, recibieron respuesta, cómo lo valora.

Sí, fue algo que empujó también a tomar la decisión, evidentemente. A la vista de los hechos, algo falló, porque los tiempos en el desarrollo del trámite administrativo así lo indican. Y es cierto que todas las molestias que este “silencio” ha generado se podían haber evitado. Una procesión no se organiza en tres ni en diez días, y requiere tener que realizar actuaciones de ocupación de la vía pública bastantes días antes, no sólo el propio día de la salida procesional. 

¿Qué alternativas barajan?

IMG 20160911 WA0010 1024x683
Nuestra Señora de Villaviciosa

Nuestra corporación considera que ningún acto puede sustituir en esencia espiritual a una salida procesional de la cofradía. Por ello, se realizará estación, como el año pasado, ante los restos de nuestro titular el Beato Padre Cristóbal de Santa Catalina, se rezará el Santo Rosario en la capilla de la Virgen en San Lorenzo y posteriormente celebraremos la eucaristía.

¿Qué retos tiene por delante la cofradía en los próximos meses?

Continuaremos con nuestra vida de Hermandad con el único reto de seguir implementando nuestros logros de cara a abordar un 2022 con esperanza, ilusión y compromiso.