Juan Rafael Cabezas: “He estado el 99 por ciento de todos los jueves en la hermandad y siempre abierto a cualquier sugerencia”


El actual hermano mayor del Caído se presenta a la reelección y nos da las claves de su proyecto

Juan Rafael Cabezas./Foto: BJ
Juan Rafael Cabezas./Foto: BJ
whatsapp image 2021 07 29 at 000313 2
Juan Rafael Cabezas./Foto: BJ

Cuatro años, con una pandemia de por medio, han marcado el mandato del hermano mayor de Jesús Caído, Juan Rafael Cabezas. En proceso han quedado varios proyectos como la renovación de las túnicas, la reforma del paso de palio de Nuestra Señora del Mayor Dolor en su Soledad, la restauración de la túnica de Lagartijo y la digitalización del rico archivo de la cofradía. Iniciativas con las que se presenta a la reelección y que, en la siguiente entrevista, nos detalla.

¿Por qué decide presentarse a la reelección?

Había proyectos que debían ser continuados y otros que, por la pandemia, no llegamos a realizar como el cambio de la tela de los equipos nazarenos. Teníamos presupuestos de talleres de confección. La idea es que los hermanos no tengan comprar obligatoriamente el equipo, a los que lo quieran comprar se les van a dar facilidades suficientes. 

whatsapp image 2021 07 29 at 000313
Juan Rafael Cabezas./Foto: BJ

Por otra parte, intentar solucionar el problema del paso de Nuestra Señora. Casi todos los años, cuando llegábamos a la casa, la parte superior del varal- la que engancha con el techo- estaba rota. Afortunadamente, estos últimos años no ha ocurrido como antiguamente que sí ocurría durante la estación de penitencia, cuando pasaba que había que arrimar el palio a un balcón para poderlo arreglar. De hecho, el último año se seccionó la parte de abajo. Convocamos a expertos (Fernando Morillo y Álvaro Doctor) y con lo que ellos nos dijeron se han hecho una serie de mejoras. De esas conversaciones surgió el tema de la reforma y, sobre todo, Álvaro nos convenció. De ahí surgió la idea de hacer un plan director ara modificar las medidas del paso de la Virgen. Eso se tiene que hacer en los próximos cuatro años.

También quiere digitalizar el archivo de la hermandad.

Desgraciadamente, no sé si a causa de los diversos traslados, la verdad es que faltan algunos de los libros de la hermandad (de actas, de cuentas). Tenemos muchos carteles de convocatorias de cultos que están doblados, etc. hay libros de cuentas firmados por Lagartijo, por Manolete, castas del Marqués de Villaseca de 1870. Son documentos que hay que conservar muy bien y, además, que los conozcan los hermanos.

La túnica de Lagartijo ha estado recientemente en el IAPH, en qué estado se halla.

whatsapp image 2021 07 29 at 000313 3
Juan Rafael Cabezas./Foto: BJ

Ya hemos recibido el Instituto y está mejor de lo que nosotros creíamos, pero de todas maneras está deteriorada por el paso de los años. Hicieron un estudio y no se pasaría el bordado a otra tela, sino que también se restauría el tejido. Nuestra idea ha sido no ponerséla al Señor a no ser que sea por una ocasión especial y en el IAPH nos dijeron que se le puede volver a poner.

El proyecto (de restauración) seguramente lo pongamos en marcha muy pronto, porque queremos solicitar la ayuda de la Junta a la restauración del Arte Sacro. El estudio del IAPH nos puede servir para solicitar esa ayuda.

Con el equipo de capataces es como si fuéramos de la familia, con Manolo Orozco tenemos mucha amistad y Rafael (Muñoz), para mí es un maestro

Concurren a las elecciones dos candidaturas ¿Cree que es positivo?

Por supuesto. Veo positivo que haya dos proyectos diferentes y sería lo mejor. Me pueden decir, Juan Rafael creo que tu proyecto no es el más adecuado, pues presentas otro. Creo que he estado el 99 por ciento de todos los jueves en la hermandad y cualquier persona me podía haber dicho, “Juan Rafael podemos hacer esto o hacer lo otro”, he estado siempre abierto a cualquier sugerencia, que no se ha hecho.

¿Mantendrá a las bandas y a los capataces?

Sí, por supuesto. Estoy muy contento con las dos bandas. Con el equipo de capataces es como si fuéramos de la familia, con Manolo Orozco tenemos mucha amistad y Rafael (Muñoz), para mí es un maestro.

 ¿Qué balance hace de estos cuatro años como hermano mayor?

Mucho trabajo. El paso del Señor nos dio muchos quebraderos de cabeza, pero ha habido muchas cosas buenas. Sobre todo, el apoyo de la Junta de Gobierno y de hermanos que, cuando ha hecho falta, se han presentado para ayudar.