Sergio Domínguez, candidato a hermano mayor del Caído: “La hermandad fue vanguardia y ejemplo en muchas cosas, estamos faltos de eso”


En la siguiente entrevista, Domínguez defiende que se mantengan elementos singulares del palio, como los respiraderos de Seco Velasco

Sergio Domínguez./Foto: BJ
Sergio Domínguez./Foto: BJ
Sergio Domínguez./Foto: BJ
Sergio Domínguez./Foto: BJ

Joven y desenvuelto estas son dos de las características de uno de los candidatos a dirigir la cofradía de Jesús Caído. Su nombre, Sergio Domínguez, su ilusión volver a conocer a “esa hermandad que tanto nos han contado”. 

Domínguez responde sin rodeos, con soltura, algo que en no pocas ocasiones se echa en falta en este ámbito de las cofradías. Reconoce que el palio de la Virgen de la Soledad necesita una reestructuración, pero defiende que se mantengan elementos singulares como los respiraderos de Seco Velasco, con más de un siglo de historia. Y no duda en señalar que llevan trabajando más de un año en ese proyecto.

También habla de otros proyectos, del equipo que le acompaña y, en definitiva, de su percepción de una cofradía que camina hacia los tres siglos de historia. Todo esto y más, en la siguiente entrevista.

Ha presentado su candidatura en redes sociales con un lema ‘Volver a ser’.

whatsapp image 2021 07 16 at 190335 2
Sergio Domínguez./Foto: BJ

Volver a ser es una inquietud que creo que tiene el hermano de Jesús Caído, de volver a ser esa hermandad que tanto nos han contado, pero que ninguna de las generaciones actuales ha vivido. La hermandad fue vanguardia y ejemplo en muchas cosas, entonces estamos faltos de eso. Es una inquietud de este grupo de personas que nos presentamos, volver a ser esa hermandad que tanto nos han contado, tanto el cordobés de a pie como el hermano de Jesús Caído. No ya de cuatro años atrás, sino de siglos. Y ya encadenado con la pandemia y lo que se ha dejado de vivir, nos parece un eslogan interesante.

¿Cómo decide dar el paso?

Creo que la hermandad necesita otro concepto de gestión de la misma. Hay que devolver la ilusión al hermano. Pueden pensar que por ser gente joven venimos a romper algún tipo de molde, de lo establecido en la cofradía. Para nada. Queremos simplemente devolver la ilusión, basando nuestra línea de trabajo en unas premisas claras que son la formación, la participación en la vida diaria de nuestro convento, la solemnidad en los cultos de nuestros titulares y, sobre todo, adaptar la hermandad a los nuevos tiempos y no solo en lo digital, sino que el discurso de una persona joven, tanto en lo cofrade como en lo católico, me parece que es interesante e importante.

Entiendo que habrá más proyectos.

whatsapp image 2021 07 16 at 190335 1
Sergio Domínguez./Foto: BJ

Siempre digo que en la hermandad de Jesús Caído hace falta mover el ‘arbolito’. Y aunque llevemos nuestros proyectos, en casi todas las parcelas tenemos algún apartado que nos gustaría mejorar. Llevamos proyectos patrimoniales como la reestructuración del palio de Nuestra Señora del Mayor Dolor en su Soledad, que cuando lo empezamos, hace más de un año ya, teníamos claro que había que adecuar las medidas del paso de palio, pero siempre manteniendo los elementos que lo hacen característico. Hay que ser lo más fiel posible a esos elementos, como por ejemplo los respiraderos de Seco Velasco -que tienen un siglo de antigüedad-; o no desprendernos de los bordados de las madres Clarisas; la Gloria del techo de palio tendría que estar acorde a la Orden Carmelita de la que formamos parte. Entendemos que nuestro proyecto de palio sí se diferencia de lo que se presentó en el cabildo. El concepto va dentro del contexto histórico y la idiosincrasia de la hermandad.

Otro de nuestros proyectos patrimoniales es la renovación del hábito nazareno, me parece que es uno de los símbolos más importantes que tiene la Semana Santa y una hermandad como la de Jesús Caído tiene que hacer una renovación de ese hábito. El paso del tiempo, sin duda, tanto el tejido como el color de las túnicas. Proponemos, en la medida de lo posible, desde que entrásemos hacer una renovación de ese hábito nazareno.

No podemos olvidar la caridad. Es fácil proponer un proyecto de una inmensa envergadura. Lo que queremos es sentar una base clara, en cuanto a caridad en la hermandad, un proyecto estable con una participación de los hermanos más grande de la que ahora mismo goza la cofradía. A partir de ahí se puede empezar a realizar proyectos de mayor envergadura.

¿Su proyecto de reforma del palio no sería el mismo que se ha presentado en el cabildo? ¿Cree que se debería esperado a después de las elecciones para presentarlo?

Ellos están en su derecho de presentar lo que en un futuro será el proyecto y me parece loable. Creemos en la necesidad de la reestructuración de las medidas del paso, llevamos un año planteándola, pero hay algunos detalles, algunos elementos que hacen característico a nuestro paso que no se pueden perder.

Hay que ser lo más fiel posible a esos elementos, como por ejemplo los respiraderos de Seco Velasco -que tienen un siglo de antigüedad-; o no desprendernos de los bordados de las madres Clarisas

¿La renovación de las túnicas implicaría algún cambio?

Sería un cambio en el tejido. Pero la estética del nazareno en la calle sería la misma.

Tiene proyectos por delante que necesitan de un equipo fuerte, qué destacaría del equipo con el que se presente.

Hay dos personas que me gustaría destacar. Una de ellas es Rafael Roldán, porque aunque yo sea una persona joven (y en el mundo de las cofradías es difícil ver a una persona joven en un alto cargo de una hermandad) pero cuando lo piensas fríamente no hay nada que lo impida. Siempre y cuando haya personas con una dilatada experiencia y te puedan aconsejar o guiar y, en ese sentido, estamos muy contentos de contar con Rafael Roldán. Cuando tomé la decisión pensé que Rafa tenía que venir conmigo y nos está dando ese plus de experiencia. Y José de la Fuente, que es íntimo amigo y tercera generación en la hermandad de Jesús Caído y que me impulsa. Es un lujo trabajar con ellos dos.

El equipo al completo me gusta mucho porque es un grupo bastante heterogéneo. Se ha juntado gente de la hermandad que piensa igual pero que viene de diferentes sectores, antiguos celadores, costaleros, antiguo grupo joven… Estoy súper contento de haber formado este grupo de personas, que no me costó trabajo formar y eso es buena señal.

Ha hablado de los siglos de historia de la cofradía ¿Eso da un plus de responsabilidad?

Sin duda. Sobre todo porque ya hay hermandades en las que está entrando gente joven a algunos cargos algo más importantes. Pero Jesús Caído, una hermandad con más de 250 años de historia, una doble candidatura hace ya años que no se ve. Es más responsabilidad, pero la asumo con muchísimo trabajo e ilusión, eso no me va a faltar. Y, sobre todo, la constante formación mía y de mi equipo.

Bandas y capataces ¿Va a haber cambios?

Esta candidatura no se presenta por capataces y costaleros, para nada. Nosotros estamos contentísimos con las bandas y con los capataces que tiene la hermandad.

Si los hermanos le dan su confianza, qué es lo primero que tiene pensado hacer.

Tendríamos los cultos de la Virgen muy prontito. Tendríamos que hacer un inventario para ver con qué elementos contamos y empezar a trabajar para los culto y para la próxima Semana Santa.

¿Es optimista para la próxima Semana Santa?

Sí y pienso que las cofradías deben, al menos, dar ese paso y luego la Consejería de Salud es la que dice que frenemos. Pero que por las cofradías no quede. Si nosotros no nos movemos y decimos estamos aquí, creo que mucha gente estaría contenta sin hermandades. Tenemos que dar un paso adelante.