El obispo concede la “Medalla de la Diócesis” a un lucentino


Manuel Manjón-Cabeza recibió esta distinción tras 19 años de servicio a la parroquia de Santo Domingo de Guzmán

Entrega de la la “Medalla de la Diócesis” a Manuel Manjón-Cabeza Bergillos./Foto: Diócesis de Córdoba
Entrega de la la “Medalla de la Diócesis” a Manuel Manjón-Cabeza Bergillos./Foto: Diócesis de Córdoba
Entrega de la la “Medalla de la Diócesis” a Manuel Manjón-Cabeza Bergillos./Foto: Diócesis de Córdoba
Entrega de la la “Medalla de la Diócesis” a Manuel Manjón-Cabeza Bergillos./Foto: Diócesis de Córdoba

El obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, ha concedido la “Medalla de la Diócesis” a Manuel Manjón-Cabeza Bergillos, solicitada por la parroquia de Santo Domingo de Guzmán de Lucena en agradecimiento a sus 19 años de servicio.

Como ha informado la diócesis de Córdoba, Manuel Manjón-Cabeza, de 80 años de edad, natural y vecino de Lucena, es casado, padre de tres hijos, abuelo de dos nietos, y ha sido el encargado del archivo y despacho de la parroquia durante 19 años. Debido a problemas de salud, en enero de este año, ya no ha podido seguir desempeñando este servicio, por lo que voluntariamente lo ha dejado. “Hay que hacer notar que de manera altruista ha ayudado en esta parroquia, y de manera particular, a los párrocos que han pasado por ésta como Fernando Cruz-Conde, Mario Iceta, Francisco Orozco o Leopoldo Rivero”, explica este último como párroco del templo.

En estos años ha asentado en los libros parroquiales 2.189 bautismos, 1.302 confirmaciones, 1.171 exequias y 542 bodas, además de atender, durante varias horas a la semana el despacho parroquial.

Otros aspectos de su vida

Manuel Manjón-Cabeza empezó como encargado del archivo y despacho de esta parroquia cuando se jubiló como administrativo en el Instituto Marqués de Comares. Ha sido Hermano fundador de la Cofradía Cristo del Amor y Virgen de La Paz; cuadrillero y coordinador de la Revista Campanitas; diseñó el escudo de la cofradía así como diferentes ilustraciones en plumilla; fue uno de los impulsores de las procesiones infantiles así como el diseñador del cartel de las mismas. Ha pertenecido a la Cofradía de la Virgen de Araceli, Cofradía de la Santa Caridad y a la Agrupación de Cofradías, de la que ha llegado a ser el coordinador de la revista Torralbo.

Recibió la “Medalla de la Diócesis” el pasado 3 de julio, de manos del prelado al término de la celebración de Confirmaciones que tuvieron lugar en el templo.