Juan Jiménez: “Quise hacer algo distinto e intentar aportar cosas nuevas a la Semana Santa de Sevilla”


El proyecto de paso realizado por el lucentino es uno de los ocho finalistas del concurso de la Cena de Sevilla

Juan Jiménez./Foto: Jesús Ruiz, Gitanito
Juan Jiménez./Foto: Jesús Ruiz, Gitanito
Juan Jiménez./Foto: Jesús Ruiz, Gitanito
Juan Jiménez./Foto: Jesús Ruiz, Gitanito

Desde que fue elegido entre los ocho finalistas del concurso nacional para el nuevo paso de la hermandad de la Cena de Sevilla, el nombre del diseñador y tallista lucentino, Juan Jiménez, ha sonado con fuerza. Su trabajo ha sido uno de los más aclamados y ahora solo falta conocer la decisión final.

Hablamos con él y con naturalidad y mucha humildad, nos cuenta sus impresiones y la forma en que decidió presentarse. Todo en la siguiente entrevista.

¿Cómo son sus inicio artísticos? 

Tuve la suerte de nacer en una familia donde el Arte era el pan de cada día. Mi madre siempre tuvo un gran amor hacia el dibujo y mi abuelo me acostumbró desde chico a ver antigüedades y obras de Arte en las que sin darme cuenta iba aprendiendo y educando la vista y el conocimiento artístico de una forma natural. A los 10 años ingreso en un taller de talla en madera como aprendiz, que fui alternando con mis estudios en  el colegio y el instituto.

¿Cómo decide presentarse al concurso? 

Fue una pura casualidad que yo me presentara al concurso. En principio no tenía previsto hacerlo pero fue a través de mi buen amigo, el escultor Manuel Martin Nieto quien me anima a que me presente al concurso y yo le acepto el desafío pero comprometiéndole, a su vez, a que él también tendría que estar en el proyecto conmigo.

¿Qué sintió cuando supo que era uno de los elegidos? 

En primer lugar sentí alegría y satisfacción por el hecho de estar entre los ocho elegidos para la decisión final de la hermandad de la Cena, pero también he de decir que es una alegría mesurada pues soy consciente de lo difícil que es poder llegar a ser finalista y bajo la responsabilidad de estar haciendo observado por muchas personas que antes no me conocían y lo han hecho, a través de esta oportunidad que me ha dado la hermanad de la Cena.

¿Se siente mucha responsabilidad ante una noticia así?

Por supuesto que se siente responsabilidad, pero he de aclarar que en primer lugar que la primera responsabilidad es mía sobre mi propio trabajo, porque soy muy exigente con todo lo que intento desarrollar artísticamente y luego también, por otra parte, el querer estar a la altura del gusto de Sevilla, de la hermandad de la Cena, de un domingo de Ramos…todos estos aspectos hacen que la responsabilidad sea muy intensa. 

¿Cómo fue el proceso de creación del proyecto del paso? 

En general los procesos de creación de diseño son muy duros. Es la parte más difícil, donde afloran la personalidad, las dudas, el gusto, el conocimiento, digamos que es donde mejor se puede ver el alma del artista, porque enfrentarse al papel en blanco no es fácil. Soy una persona que se exige mucho a sí misma, pero más aún cuando tienes la libertad de ser tú mismo, porque aquí tenía total libertad sin limitaciones. Son pocas veces las que ocurre esto.

Es una alegría mesurada pues soy consciente de lo difícil que es poder llegar a ser finalista

¿En qué se ha basado para este diseño? 

Como amante del Arte, a diario me sumerjo en la escultura, la arquitectura, la pintura de muchas épocas de la Historia del Arte. Es lógico que los grandes maestros influyen mí, pero me baso en mi instinto, mi conocimiento, ya que pretendo ser personal.

¿Cuál de esos aspectos destacaría de este trabajo? 

Lo que destacaría de este proyecto es la intención de hacer algo distinto e intentar, a su vez, aportar cosas nuevas a la Semana Santa de Sevilla. Si mi diseño fuera elegido, no caer en patrones estéticos preestablecidos a los que estamos acostumbrados e intentar, desde el respeto, aportar cosas nuevas con este diseño.

¿Qué cree que sentiría si su proyecto si resulta ganador? 

Te podría decir muchas cosas, pero la realidad a día de hoy es que mi proyecto es uno más de ocho. Ojalá dios quiera que pueda ser el elegido y entonces estaré encantado a posteriori de decirte todo lo que he sentido en ese momento.

¿Qué proyectos tiene por delante? 

Como yo proyecto mi vida es de esta forma poder seguir dedicándome a esto siempre y que Dios me dé salud para poder dejarme dicho todo lo que quiero en el mundo de la talla artística.