Sheila Criado restaurará un San Juan gótico


Se trata de una buena talla en madera de corte gótico, fechada aproximadamente entre los siglos XIV y XVI

San Juan cuatrocentista, que será restaurado./Foto: Sheila Criado
San Juan cuatrocentista, que será restaurado./Foto: Sheila Criado
whatsapp image 2021 06 03 at 192038 1
Sheila Criado durante la firma del contrato./Foto: Sheila Criado

La comisión prorrestauración de la parroquia Matriz de San Juan Bautista, formalizó el contrato de compromiso con el Estudio-Taller de Arte, Conservación y Restauración de Sheila Criado, para devolverle a la imagen cuatrocentista de San Juan Bautista de Gibraleón, “todo su esplendor”.

Como ha indicado la artista hispalense en un comunicado, “de esta imagen poco se sabe, salvo que llegó a Gibraleón tras la guerra civil, procedente del municipio de San Juan de Aznalfarache con la idea de repoblar los templos tras los tristes acontecimientos de 1936. Se trata de una buena talla en madera de corte gótico, fechada aproximadamente entre los siglos XIV y XVI, según historiadores que han justificado la fecha”.

San Juan cuatrocentista, que será restaurado./Foto: Sheila Criado
San Juan cuatrocentista, que será restaurado./Foto: Sheila Criado

La escultura, está confeccionada desde una sola pieza, asentada sobre base de madera. La talla en su origen estaba policromada y estofada, por lo que se puede apreciar en ciertos testigos que quedan en el soporte. “Nos encontramos con una Imagen en un estado pésimo de conservación, debido a la colocación de esta durante muchos años en el exterior del templo, expuesta a todo tipo de inclemencias meteorológicas. La obra presenta un fuerte ataque de insectos xilófagos que han generado una estabilidad muy elevada en el soporte estructural”.

La imagen presenta múltiples grietas y fendas debido a los cambios bruscos de temperatura que ha sufrido a lo largo de su estado de abandono. Han llegado a extenderse prácticamente a todo lo largo de la Imagen. La conjunción de la apertura de las fendas con los ataques de carcoma ha hecho que el soporte de madera quede excesivamente debilitado y en ciertas ocasiones se han originado pérdidas de soporte de madera, y con ello pérdidas del original de la imagen.

Con respecto a la policromía presenta una pérdida que impide ver con claridad los tonos originales, pero a pesar de esta gran pérdida, podemos ver restos de testigos que nos pueden permitir recuperar el resto de la policromía perdida. Estos testigos son de vital importancia para una correcta restauración de la Imagen, puesto que no solo se recuperaría la obra original en su estado óptimo de conservación, sino que también se recuperarían los aspectos cromáticos originales. También se descubre una rica ornamentación de estofados sobre un oro fino de gran calidad. En las zonas más protegidas del deterioro se conserva prácticamente todo el estofado original.

En el año 2021 se forma la comisión con el objetivo de llevar a cabo tareas de restauración y conservación del templo. Dicha comisión está formada por la Parroquia de Gibraleón, la Asociación Cultural, el Ayuntamiento y el Grupo “Restauremos La Matriz”.

Además de la intervención a San Juan Bautista, titular de esta parroquia, el proyecto contempla otras tareas como la restauración de la torre actual y la antigua torre mudéjar (ya que este templo fue en sus orígenes templo visigodo y mezquita árabe), las campanas, el arcosolio que mandó a construir el Marqués de Gibraleón, las vidrieras, las pinturas de la capilla sacramental y la pila bautismal entre otras. Una vez restaurada la imagen se procedería a colocarla en el arcosolio del siglo XVI que se habrá adaptado para ello, presidiendo en el presbiterio como corresponde al titular de la parroquia.