El Corpus se celebra con una procesión claustral


La solemnidad del Corpus Christi se ha celebrado con una eucaristía en la Catedral y una procesión reducida por el patio de los Naranjos

Corpus./Foto: José Ignacio Aguilera
0 img 20210606 wa0021
Corpus./Foto: José Ignacio Aguilera

Por segundo año consecutivo, la festividad del Corpus se ha visto afectada por la pandemia y la prudencia que ésta aconseja, por lo que la soberbia torre de plata gótica que custodia a Jesús Sacramentado no ha pisado las calles de la ciudad. En su lugar, tras la eucaristía, el paso mandado por David Simón Pinto Sáez ha recorrido el patio de los naranjos. En un trayecto de aproximadamente treinta minutos.

0 img 20210606 wa0019
Corpus./Foto: José Ignacio Aguilera

A la misa acudieron numerosas autoridades civiles, judiciales y militares, además de representantes de la vida consagrada y movimientos eclesiales como Cáritas, Adoración Nocturna y cofradías. Éstas últimas encontraron problemas para ubicar a sus representantes pese a la confirmación previa requerida. La ceremonia estuvo revestida de gran solemnidad y acompañada musicalmente por el coro del seminario, y en su homilía el obispo, con citas de Góngora, Tomás de Aquino, y especialmente de Teresa de Calcuta, profundizó en el obligado paralelismo entre el sacramento eucarístico y la práctica de la caridad. “Al encontrar a Jesús en la Eucaristía podremos encontrarle también en el prójimo y servirle en los pobres”, dijo citando a la santa y premio Nobel de La paz.

0 img 20210606 wa0024
Corpus./Foto: José Ignacio Aguilera

Tras la comunión, el viril fue entronizado en la custodia que labrara Enrique de Arfe, y salió al patio de los Naranjos a los sones de la Marcha Real, interpretada por la banda Cristo del Amor. El muro norte del templo se encontraba adornado con tapices y reposteros, y los estandartes y representaciones de las cofradías flanqueaban el recorrido. El cortejo estaba precedido por una gran cruz gótica a juego con la custodia, seminarios menor y mayor, presidencia de la Agrupación de cofradías, representantes del ayuntamiento, diputados autonómicos y nacionales, mandos militares y policiales, representantes del poder judicial y la Real Academia, y el anterior presidente de la Agrupación. Le seguía una representación del clero. Tras el paso de la custodia cerraba el cortejo el obispo de Córdoba vistiendo capa pluvial, acolitado por diáconos revestidos de dalmática.

0 img 20210606 wa0023
Corpus./Foto: José Ignacio Aguilera

El patio de los naranjos se encontraba abierto a los fieles (y turistas curiosos) que quisieran presenciar la procesión claustral. Pese a ello, distó mucho de llenarse. Y transcurrida aproximadamente media hora el paso volvió a cruzar la puerta de las Palmas, dando por concluida esta versión reducida de la festividad del Corpus. Quizás, en años venideros, la procesión pueda recuperar su tránsito por las calles de la ciudad, sea o no en su peculiar horario vespertino, y con ello la presencia de los cordobeses en torno a Jesús Sacramentado.

0 img 20210606 wa0020
Corpus./Foto: José Ignacio Aguilera