La novedad constante de Cristo


La carta pastoral del obispo celebra la fiesta del Corpus Christi, que conmemora el mandamiento nuevo del amor fraterno

Foto: Luis Antonio Navarro
imágenes
Procesión del Corpus Christi./Foto: Luis A. Navarro

“Qué gran invento. Jesús continuamente presente en medio de su Iglesia, refrescando la memoria, impulsando a la misión que él ha recibido del Padre. Jesucristo vivo y glorioso, resucitado, de corazón palpitante, en medio de nosotros. Y desde la Eucaristía, con toda su vitalidad y energía, nos envía constantemente el Espíritu Santo, que nos contagia esa vitalidad”. El obispo de Córdoba explica de esta manera tan gráfica la esencia del Corpus, y destaca la importancia de la Eucaristía, que “no puede ser algo rutinario, ya sabido. Es acercarse a la permanente novedad de quien lo va haciendo todo nuevo, de quien va renovando nuestro corazón y va renovando el mundo entero”.

El amor fraterno

Pero sobre todo la fiesta del Corpus nos recuerda el nuevo y último mandamiento que Jesús nos dejó, el de amarnos los unos a los otros. Un ‘amor fraterno’ que el la Iglesia se vive, como señala el obispo saliendo “al encuentro del hombre herido, y lo hace impulsada por el amor de Cristo: ‘La caridad de Cristo nos urge’ (2Co 5,14). Por eso es Día de caridad, y Cáritas llama nuestra atención sobre las necesidades concretas de nuestros hermanos los pobres”.

Es el momento del año de detenernos en la labor asistencial, humanitaria y evangelizadora de Cáritas, una labor que ha sido más necesaria y ha estado más presente en este año largo de pandemia. “Además de la ayuda material, Cáritas acoge, acompaña, escucha. A muchos pobres que acuden les he oído decir que lo propio de Cáritas es la acogida que prestan los 1.650 voluntarios en los distintos lugares por toda la diócesis. Si no existiera Cáritas habría que inventarla. Se trata de una verdadera luz que ilumina las tinieblas del egoísmo humano. Es la luz que viene de Cristo y prende en el corazón de quien aprende a amar al estilo de Cristo”, escribe el obispo Demetrio. 

Una carta pastoral la de esta semana en la que el prelado cordobés nos exhorta a colaborar con Cáritas, ya que la caridad “es la virtud principal de la vida cristiana”.

Pueden leer la carta íntegra en este enlace