Las ausencias del concurso del paso de la Cena de Sevilla


Prini, Sánchez de los Reyes, Claros y Ortiz son algunos de los diseñadores que no han participado

ausencias
Foto: Javier Sánchez de los Reyes
2
A la izquierda, Curro Claros durante la presentación del cartel de la Expiración de Málaga.

Los resultados de concurso nacional de diseños para el nuevo paso de la Cena de Sevilla pueden contemplarse, hasta el 19 de junio, en la sala de exposiciones de la Fundación Cajasol. En la muestra se pueden observar los trabajos de los ocho finalistas (entre los que están el sevillano Fernando Aguado, el salmantino Óscar Rodríguez Sandionisio y el lucentino Juan Jiménez).

Asimismo, también se hallan en el espacio expositivo, las 19 obras que no han pasado el corte, entre ellas la de Rafael de Rueda y Jesús Rosado. Una muestra en la que, pese a tener variedad de matices manieristas o rangelianos, el Barroco predomina, así como una uniformidad evidente en los trabajos presentados a concurso.

Esto sin olvidar que algunos de los grandes nombres del diseño actual no han participado en este acontecimiento y, por ende, se echa en falta ese salto de calidad, que tiende a la excelencia. Ausencias como la del malagueño Fernando Prini, quien sin duda es un referente evidente en el diseño. La carreta del Rocío de Málaga la Real, el trono del Cristo del Amor de la capital costasoleña son dos ejemplos básicos del buen hacer de Prini.

Tampoco ha estado el sevillano Javier Sánchez de los Reyes. Sin duda, el artista hispalense ha emergido, durante los últimos años, como el gran icono del diseño contemporáneo, como demuestran sus encargos a lo largo y ancho de la geografía andaluza. El proyecto de bambalinas de Gracia y Amparo (Sevilla), la recuperación de la Túnica de las Flores del Gran Poder (Sevilla), el retablo de las Siete Palabras y el palio de la hermandad de San Pablo son algunos ejemplos de su ingente labor.

Los diseños del paso del Corpus del Santo Crucifijo de Jerez, el trono de la Virgen de la O de Málaga o la nueva cruz del Señor de los Reyes de Córdoba son algunas de las obras que avalan al, probablemente, más interesante de los diseñadores andaluces, el malagueño Curro Claros. Otra de las ausencias ha sido la del cordobés Miguel Ortiz, quien es el gran activo del diseño cordobés en la actualidad, con trabajos como los de los misterios del Buen Seceso, Prendimiento y Providencia.