“ Todos los costaleros con los que hablo están deseando volver”


El capataz de la cuadrilla de la Esperanza del Valle, Juan Carlos Vidal, muestra su visión sobre una posible vuelta a los ensayos

Esperanza Del Valle Juan Carlos Vidal./Foto: Paco Román costaleros
Juan Carlos Vidal./Foto: Paco Román
Esperanza Del Valle Juan Carlos Vidal./Foto: Paco Román costaleros
Juan Carlos Vidal./Foto: Paco Román

El debate está abierto y la gran pregunta es ¿cuándo volverán las procesiones y cuándo lo harán con costaleros? Para aclarar esa última cuestión hemos hablado con varios capataces que, en los próximos días, irán mostrando a La Voz su visión sobre la situación. Uno de ellos es el de la cuadrilla de la Esperanza del Valle, Juan Carlos Vidal.

“Viendo que los datos son cada vez mejores y el ritmo de vacunación es bueno, creo que las cofradías ya deben empezar a estudiar diversos escenarios, ya que hay cierto optimismo”, señala Vidal. Esto para precisar que, “en lo que queda de año, yo sería prudente para evitar cualquier contagio y que eso fuera un paso atrás”. De modo que el capataz “esperaría a principios de año, sobre el mes de febrero, acercándonos lo máximo a Semana Santa para conseguir la máxima inmunidad y haya la máxima tranquilidad en las hermandades”. 

En ese sentido, Vidal detalla que habría que “realizar las igualás, intentando el mínimo contacto entre costaleros. Es decir, un día la cuadrilla alta y otro la baja, buscar un espacio abierto para intentar por todos los medios ir ganando tiempo y que vaya habiendo mejoría en la pandemia y hacer el mínimo número de ensayos”.

El capataz de la Esperanza del Valle va más allá y señala que “soy partidario de que muchas cuadrillas están en una situación óptima, con dos ensayos durante el mes de marzo pueden realizar un gran trabajo, aunque haya habido un parón”. Agregando que “hay que recordar que los costaleros antiguos (por ejemplo, en Sevilla) no ensayaban, lo único que hacían era la mudá, movilizar al costalero tenía un coste. El Domingo de Ramos normalmente lo pasaban mal por la inactividad y el primer día era duro, luego a lo largo de la semana iban cogiendo el ritmo y se iban sintiendo mejor. Creo que aquí va a ocurrir lo mismo, los dos ensayos primeros serán duros y el próximo año las cuadrillas se podrían resentir un poquito”. Y puntualiza que “contamos con un número amplio de costaleros, cada vez asimilando mejor la técnica, físicamente muy bien, con buenos costales. Es decir, la situación actual es buena y creo que por hacer dos ensayos no habría ningún problema”.

Sobre el esperado momento del regreso del mundo del costal, Vidal opina que “se va a llegar con una ilusión grandísima, creo que en el momento que se empiece a citar a las cuadrillas la respuesta va a ser extraordinaria”. E insiste que “es muy importante no precipitarse y el año que viene se podrá realizar un buen trabajo. Estoy seguro que la situación de las cuadrillas de Córdoba, como las dejamos en 2019 y como se va a retomar, va a ser bastante buena”. Y finaliza asegurando que, “con todos los costaleros que hablo normalmente están deseando volver y no va a haber tantas bajas como se habla”.