José de la Vega, el genio olvidado y recuperado


Este 28 de abril se cumplen 11 años de su fallecimiento

Actuación de la banda de la Estrella en el Patio de los Naranjos./Foto: Cabildo Catedral-José Ignacio Aguilera
Actuación de la banda de la Estrella en el Patio de los Naranjos./Foto: Cabildo Catedral-José Ignacio Aguilera

Entre los nombres propios que ha dado Córdoba a la música procesional, uno de los que se escriben en mayúscula es el de José de la Vega (Córdoba, 12 de agosto de 1929 – Madrid, 28 de abril de 2010).

José de la Vega.
José de la Vega.

De la Vega no fue un compositor al uso de los que ahora conocemos. De hecho, su labor para las cofradías comenzó de forma “tardía”, ya que no fue hasta los 51 años cuando compuso su primera marcha, ‘Esperanza Divina Enfermera’ (1980, para la hermandad de la Lanzada de Sevilla). Y no fue hasta diez años más tarde (1990) cuando compuso su obra más celebrada, ‘Valle de Sevilla’.

Esta última marcha llevó como primer nombre ‘Madre dolorosa’, pues De la Vega esperó para su denominación definitiva a que la hermandad del Valle la aceptase. No obstante, la composición no sonó en Campana tras la Virgen del Valle hasta casi un cuarto de siglo más tarde, en 2014. Y, pese al silencio de sus primeros años de vida, la marcha está considerada como una de las mejores en época contemporánea.

De la Vega compuso un total de 12 marchas para Sevilla, 6 para Córdoba, 2 para Málaga y otras 2 para Huelva. En el caso de Córdoba fueron ‘Estrella Coronada de Villa del Río’, ‘Ángeles, Reina’, ‘Los Dolores’, ‘La Esperanza’, ‘Gloria Cisterciense’ y ‘Gólgota’.

Su labor, desafortunadamente, fue reconocida en el tramo final de su vida. La revista ‘Córdoba Cofrade’ le dedicó un dossier en el que participaron plumas como las de Francisco Javier Gutiérrez Juan. Si bien, la publicación vio la luz poco tiempo después de su muerte, un 28 de abril de hace 11 años.

Trayectoria

Como recoge Sevillapedia, nacido en Córdoba, José de la Vega fue Profesor Superior de Violín y de Armonía, Contrapunto, Fuga, Composición e Instrumentación. Trabajó en Radio Nacional de España como asesor musical en radio clásica, viviendo a caballo entre Córdoba y Madrid como violinista, obteniendo el Premio Extraordinario de Fin de Carrera. Profesor de la Orquesta Sinfónica de RTVE, con cuarenta y cuatro años de edad tuvo que abandonar su brillante carrera como violinista motivado por una operación que dañó su brazo izquierdo, por lo que se dedicó entonces a la composición y a la radio. Con su primera marcha procesional ‘Esperanza Divina Enfermera’, consiguió una mención honorífica en el concurso de marchas procesionales organizado por el Ayuntamiento de Sevilla en 1981. Fue creador además de piezas sinfónicas para la Orquesta Bética Filarmónica de Sevilla, para la Orquesta de la RTVE, para la Banda Sinfónica de Madrid y también para la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla