Hinojosa celebra las fiestas patronales con un formato adaptado a la pandemia


El pregón, a cargo del sacerdote Patricio Ruiz Barbancho, encendió los corazones de tantos devotos que, en las naves de la parroquia vivieron la exaltación

Nuestra Señora de la Antigua, patrona de Hinojosa del Duque./Foto: Cofradía de la Antigua
Nuestra Señora de la Antigua, patrona de Hinojosa del Duque./Foto: Cofradía de la Antigua
whatsapp image 2021 04 27 at 093908 1
Nuestra Señora de la Antigua, patrona de Hinojosa del Duque./Foto: Cofradía de la Antigua

Este domingo, 25 de abril, han finalizado los cultos a Nuestra Señora de la Antigua con motivo de la llegada de su sagrada imagen a Hinojosa del Duque. La patrona entraba en el pueblo por sorpresa la mañana del viernes, 16 de abril, dos días antes de su fecha tradicional. Poco antes del alba salía de su santuario, portada a hombros en unas sencillas andas por miembros de la Junta de Gobierno, que hicieron con ella el camino hasta la parroquia de San Juan Bautista en representación de todos los hinojoseños, cumpliendo estrictamente las normas dictadas por las autoridades y contando con la colaboración del Ayuntamiento, fuerzas y cuerpos de seguridad y el rector del Santuario y párroco de San Juan.

La suspensión de la romería y de todos los actos que tradicionalmente se hacen en el Santuario de la Antigua, por el bien de la salud de todos, ha propiciado que la Santísima Virgen, de forma excepcional, haya estado presente en la parroquia desde la noche del Pregón, viviéndose emotivos momentos que comenzaron en la tarde del viernes, cuando, ininterrumpidamente, los hinojoseños empezaron a desfilar por delante del altar mayor de San Juan, dando la bienvenida a su patrona.

whatsapp image 2021 04 27 at 093908 2
Nuestra Señora de la Antigua, patrona de Hinojosa del Duque./Foto: Cofradía de la Antigua

El pregón, a cargo del sacerdote Patricio Ruiz Barbancho, encendió los corazones de tantos devotos que, en las naves de la parroquia o a través de las redes sociales o de Hinojosa TV, vivieron la exaltación que, removiendo el alma y la memoria, renovó el vínculo histórico de amor y devoción de todo un pueblo hacia su Patrona. A lo largo de todo el fin de semana, la Virgen de la Antigua, ataviada con sus galas de Pastora, recibió en su bucólico risco una constante ofrenda floral, así como los cantes y las oraciones de su pueblo en una iglesia siempre abierta para saludar a la Madre en sus días grandes.

Momentos especialmente intensos fueron la primera misa de novena, el sábado por la noche, a cuyo término, se rezó un rosario con velas encendidas cantado por el coro romero San Isidro, que trasladó a los asistentes a la, de momento inviable, procesión de antorchas a la Fuensanta, mientras contemplaban el dulce rostro de la Antigua.

La mañana del domingo, hubo misa de romeros, con los tradicionales rituales de los Hermanos Mayores e imposición de medallas a nuevos hermanos, cantada por el coro Cristo de las Injurias, fecha tradicional del traslado de la Virgen al pueblo, fue constante la romería de personas que hasta la noche no dejaron a la Virgen sola ni un momento.

El Lunes de la Antigua, amanecía, como es tradición, la Virgen con la corona impuesta por Monseñor Infantes Florido, entronizada en el altar de San Juan y, mientras el Canticorum interpretaba la marcha Encarnación Coronada, las hermandades y cofradías, órdenes, asociaciones religiosas y Autoridades hacían su ofrenda a la patrona y el presidente de la cofradía consagraba al pueblo de Hinojosa a la que es su alcaldesa perpetua.

La novena, predicada por sacerdotes de toda la diócesis, ha continuado a lo largo de la semana, anunciada por los repiques de campanas de la Catedral de la Sierra y con la participación de realidades y grupos de las tres parroquias hinojoseñas, como Cáritas, la Adoración Nocturna, el Camino Neocatecumenal, la Hermandad de San Gregorio, Patrón de Hinojosa o los coros de catequistas de las parroquias de San Juan y San Isidro.

Unas fiestas patronales marcadas por las excepcionales y difíciles condiciones en las que vivimos, pero que han mantenido la tradición en todo lo posible y que han propiciado el encuentro del pueblo de Hinojosa con su Patrona, cuyo recibimiento ha sido tan cálido y emotivo como siempre. La Virgen de la Antigua permanecerá en su pueblo hasta el primer domingo de septiembre en que volverá de nuevo a su Santuario. En este año, marcado por el Centenario del milagro de la Virgen al niño Ambrosio Arellano, no faltarán los consuelos y los amorosos intercambios entre la ocho veces centenaria Pastora de la Antigua y sus hijos de Hinojosa del Duque.