El Vaticano preocupado por los retrasos en la campaña de vacunación


El Presidente de la Pontificia Academia: “La vacuna es la única forma de vencer la pandemia, pero debe ser para todos y sin discriminación”.

Monseñor Vincenzo Paglia, presidente de la Academia Pontificia para la Vida, ha constatado en una entrevista a los micrófonos de Vaticannews que “afortunadamente, en la actualidad se ha tomado conciencia de la necesidad de las vacunas. El Papa ha sido muy claro”.

“En este momento estamos preocupados y es necesario urgir aún más, no solo la producción de vacunas, sino también la distribución para que todo el mundo se vacune, sin excluir a nadie. En este sentido, también existe el problema de las patentes”, ha añadido Paglia. 

El arzobispo ha invitado “a las empresas farmacéuticas a dar un paso humanista, eliminando las patentes en este momento, para que las vacunas se produzcan y distribuyan a gran escala. Espero que el proyecto del G20, con la Cumbre Mundial de la Salud del 21 de mayo, también pueda instar a los gobiernos a seguir este camino, derrotando todo nacionalismo sobre las vacunas”.

En cuanto a Covax, el plan de distribución de vacunas en los países pobres, de momento parece estar paralizado.

Se habían fijado algunos plazos como el del 10 de abril para iniciar una campaña de vacunación contra el coronavirus en 220 países del mundo, pero este objetivo no se ha cumplido, al igual que no se consiguió distribuir cien millones de dosis.

“Me sorprenden estos retrasos, fracasos y falsas promesas en un momento dramático de la historia del planeta. Soy abiertamente partidario de que las instituciones internacionales hagan oír su voz con más fuerza, porque de cualquier manera se puede vacunar a toda la población”, ha dicho el arzobispo.

El prelado reconoce que  “no soy técnico, no soy científico, pero sin duda debe hacernos pensar que el retraso en la vacunación, con la aparición de variantes, corre el riesgo de restar eficacia a toda la operación que se lleva a cabo. Por ello, creo que es imprescindible adoptar una visión global para afrontar el momento de la pandemia y, por tanto, también de las vacunas”.