El Papa nombra arzobispo de Sevilla a José Ángel Saiz Meneses


El actual obispo de Tarrasa sustituye en el cargo a monseñor Juan José Asenjo Pelegrina, que también fue obispo de la diócesis de Córdoba.

A las 12 han repicado las campanas en Sevilla anunciando, y celebrando, el nombramiento de monseñor José Ángel Saiz Meneses como arzobispo de la archidiócesis sevillana.

1583259456923

Según la información que facilita la Conferencia Episcopal Española (CEE), Saiz Menesesnace en Sisante (Cuenca) el 2 de agosto de 1956. Ingresó al Seminario Menor Nuestra Señora de Montalegre de Barcelona en 1968. Posteriormente realizó estudios de Psicología en la Universidad de Barcelona entre los años 1975 y 1977. Posteriormente estudió en el Seminario Mayor de Toledo los cursos de Filosofía, Espiritualidad y Teología (1977 – 1984) y fue ordenado sacerdote en la Catedral de Toledo el 15 de julio de 1984. El mismo año obtuvo el Bachillerato en Teología por la Facultad de Teología de Burgos.

Cargos pastorales

En la Archidiócesis toledana tuvo varios destinos, primero como rector en Los Alares y Anchuras de los Montes (1984-1985) y después como vicario de Illescas (1986-1989). El curso 1985-1986 fue capellán soldado en el Hospital de Valladolid. Entre otros servicios realizados en Toledo fue también consiliario de zona de los Equipos de Nuestra Señora (1986-1989), consiliario de zona del Movimiento de Maestros y profesores Cristianos (1986-1989) y profesor de religión en la Escuela de FP La Sagra de Illescas (1986-1989).

En 1989 regresó a Barcelona y fue nombrado vicario en la parroquia de Sant Andreu del Palomar, y en 1992 párroco de la Iglesia de la Virgen del Rosario en Cerdanyola y Responsable de la Pastoral Universitaria en la Universidad Autónoma de Barcelona. También el mismo año 1992 fue nombrado responsable del SAFOR (Servicio de Asistencia y Formación Religiosa) de la Universidad Autónoma de Barcelona y Responsable del CCUC (Centre Cristiano de Universitarios de Cerdanyola del Vallès). En 1995 fue nombrado Consiliario Diocesano del Movimiento Cursillos de Cristiandad.

Obtuvo la licenciatura en la Facultad de Teología de Cataluña en el año 1993. En la misma Facultad de Teología ha realizado los cursos de doctorado.

El 6 de mayo del año 2000 fue nombrado Secretario General y Canciller del Arzobispado de Barcelona y el 10 de abril de 2001 miembro del Colegio de Consultores de la misma archidiócesis.

El 30 de octubre de 2001 fue nombrado Obispo Auxiliar de Barcelona y consagrado el 15 de diciembre del mismo año en la Catedral. El 15 de junio de 2004 fue nombrado primer obispo de la nueva diócesis erigida de Terrassa y Administrador Apostólico de la archidiócesis de Barcelona y de la nueva diócesis de Sant Feliu de Llobregat. El 25 de julio tomó solemne posesión en la Catedral Basílica del Santo Espíritu en Terrassa.

En la CEE es miembro de la Comisión Ejecutiva, cargo para el que fue elegido el 3 de marzo de 2020. Asimismo es miembro de la Comisión Permanente.

Fue miembro de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar y Comisión Episcopal de Pastoral desde marzo de 2017. Anteriormente, ha sido presidente de la Comisión de Seminarios y Universidades. Además, ha sido miembro de la Comisión de Enseñanza y Catequesis de 2002 a 2005. De 2005 a 2008 fue miembro de la Comisión para la Vida Consagrada.

El arzobispo que se marcha

Monseñor Asenjo ha expresado “sus sentimientos en esta mañana, el primero de gratitud a nuestro Dios nuestro Señor y a la Virgen buena que le ha mimado a lo largo de su vida”.

También ha tenido palabras de gratitud hacia Su Santidad el Papa por “haber tenido en cuenta sus peticiones para relevarle en este oficio, debido a mis problemas cada vez mayores con la vista”. Asenjo ha recordado a todos los sacerdotes, a la vida consagrada, la vida contemplativa y en concreto a las Clarisas de Sigüenza que “han sido sus madres desde niño”.

Juan José Asenjo
El arzobispo de Sevilla durante una celebración en la Catedral hispalense. / Foto: Miguel Ángel Osuna / Archidiócesis de Sevilla

Del nuevo arzobispo ha destacado su nacimiento manchego “misma realidad geopolítica que la mía” (castellano) aunque marchó pronto a Cataluña con su padres, que emigraron hacia allí. Ha destacado sobre todo la vinculación del nuevo arzobispo con el movimiento de cursillos “tan presente en Sevilla y Córdoba”, con lo que monseñor Asenjo entiende que “los cursillistas sevillanos deberán estar muy contentos”.