‘Fragancias de un Martes Santo’ y el estilo propio de la banda de la Salud


La figura de Sergio Larrinaga marcó decisivamente la evolución de la banda

Banda de cornetas y tambores de Nuestra Señora de la Salud de Córdoba, en una imagen de archivo./Foto: Banda de la Salud ensayos
Banda de cornetas y tambores de Nuestra Señora de la Salud de Córdoba, en una imagen de archivo./Foto: Banda de la Salud
Banda de cornetas y tambores de Nuestra Señora de la Salud de Córdoba, en una imagen de archivo./Foto: Banda de la Salud
Banda de cornetas y tambores de Nuestra Señora de la Salud de Córdoba, en una imagen de archivo./Foto: Banda de la Salud

La banda de cornetas y tambores de Nuestra Señora de la Salud de Córdoba es una de las que, durante los últimos años, ha experimentado un mayor auge de las formaciones musicales de la capital.

Marcada por un estilo muy definido, la banda del Barrio del Naranjo ha tenido su espejo en una de las formaciones de referencia en Andalucía, Rosario de Cádiz. De hecho, durante algunos años tuvo como director musical al compositor tristemente desaparecido, Sergio Larrinaga Soler.

De sus vínculos con la banda de la Salud quedó un legado que se plasma, especialmente, en dos marchas: El regreso y Fragancias de un Martes Santo. Dos piezas que se inscriben a la perfección en el estilo con el que Larrinaga revolucionó este género musical.

Dentro del repertorio propio de la banda también destacan piezas de Jorge Águila: Amaneceres, Gólgota y Masjib. Así como Sagrado Vía Crucis, de Fran Ortiz.