La fuerza transformadora de la resurrección


En la carta pastoral de esta semana monseñor Demetrio Fernández habla de la resurrección y su presencia permanente a través de la Eucaristía

Bajo el título ‘Cristo resucitado disipa toda duda’ el obispo de Córdoba publica su carta pastoral de esta semana en la que habla de la resurrección de Cristo, de su presencia a los apóstoles y de cómo esa presencia se hace realidad en la Eucaristía. 

Resurrección 216x300

“La resurrección de Jesús es el punto central de nuestra fe cristiana”, escribe el obispo. “La resurrección de Jesucristo certifica que él es Dios, que ha sido constituido Señor para gloria de Dios Padre, que ha resucitado según había dicho. Sus discípulos no le conocen a la primera, porque está cambiado; pero cuando él les descubre quién es, los discípulos le identifican inconfundiblemente”, continua el prelado, que añade que ” la fe en la resurrección nos lleva a la Eucaristía, y la misma Eucaristía alimenta en nosotros la fe en la resurrección”.

Una “íntima fisión nuclear”

El prelado recuerda a Benedicto XVI cuando en la Jornada Mundial de la Juventud de 2015 manifestó que la Eucaristía viene a ser “como una fisión nuclear acaecida en lo más íntimo de nuestro ser” . Colige monseñor que”si la fisión nuclear del átomo es de una intensidad tremenda, la explosión atómica, la entrada de Jesús en nuestra alma por la Eucaristía se asemeja a esa “fisión nuclear”, capaz de transformar nuestra vida y la historia de la humanidad”. 

Pueden acceder a la carta pastoral de forma íntegra en este enlace