José María Bellido: “El año que viene, de una forma u otra, tendremos Semana Santa en la calle”


En una amplia entrevista, el alcalde de Córdoba ofrece su visión sobre esta Semana Santa, la anterior y del próximo año

José María Bellido ante la Virgen de la Salud./Foto: LVC
José María Bellido ante la Virgen de la Salud./Foto: LVC
José María Bellido ante la Virgen de la Salud./Foto: LVC
José María Bellido ante la Virgen de la Salud./Foto: LVC

Es Martes Santo. El alcalde de Córdoba, José María Bellido, acaba de visitar a la hermandad de la Agonía. No se trata de una visita cualquiera, pues es una de sus cofradías y como confiesa, en la del Barrio del Naranjo tiene a muchos amigos a los que no ve desde hace un año y las emociones están “a flor de piel”. Por la mañana ha estado en el acto penitencia en la Catedral y, en una agenda marcada por acompañar a las hermandades, guarda unos minutos para atendernos y valorar esta segunda Semana Santa sin procesiones, pero con la certeza de que es “mejor” que la del año pasado y “peor” que la del próximo, en la que confía será más parecida a la que una vez conocimos. 

José María Bellido ante la Virgen de la Salud./Foto: LVC

El alcalde confiesa que está “viviéndola con mucha ilusión”. Y es que, para Bellido, “a pesar de las circunstancias -la verdad es que no es una Semana Santa como las que nos gustan y estamos habituados-, es cierto que estamos volviendo a retomar el contacto con nuestras devociones, con nuestro credo, con nuestra fe, en una época tan importante como es la Semana Santa”. El primer edil de la ciudad explica que está “viendo con ilusión como los cordobeses se han echado a la calle a celebrarla, de forma responsable y muy cívica”. Y reconoce que está “muy emocionado, porque después de un año demasiado duro, con demasiadas muertes, con demasiada distancia entre nosotros, poco contacto con amigos, gente que lo está pasando muy mal…” es esperanzador “ver como podemos volver a un pellizco, a un cachito de normalidad con la Semana Santa”.

Tendremos Semana Santa en la calle -no sé si será completa, si será como la recordábamos-, pero estaremos en la calle, celebrándola, con lo cual les doy ánimo

Le preguntamos por la dura decisión de hace un año y el alcalde realiza una exclamación. Acto seguido, Bellido recuerda que “hay dos momentos distintos para mí, como lo viví el año pasado y como lo vivo este. El año pasado esa decisión -como otras- era casi como una película de ciencia ficción, al ver como en 10 días pasábamos de tener normalidad en la calle a tener que suspender (las procesiones) de Semana Santa en cientos de años”. Y detalla que, “cuando miro con perspectiva, pienso en el desconocimiento que teníamos entonces del virus, de la situación y una cierta inocencia. Porque estábamos pensando, unos días, si se podría o no celebrar la Semana Santa que -un año después- seguimos sin poder hacerlo con normalidad y dando por seguro que esto era un año y al siguiente volveríamos a la normalidad”.

En los cofrades “hay sentimientos encontrados y sensaciones agridulces, porque por un lado me transmiten que están contentos por hacer esta semana; y por otro lado no deja de haber una sensación de amargura, porque no acaba de ser una Semana Santa completa”, relata el alcalde sobre lo que le transmiten las hermandades. Para Bellido “es un reencuentro, pero un reencuentro parcial. Es una celebración, pero una celebración incompleta. Me lo definía muy bien un hermano mayor, era como un año de lluvia. Pero hemos tenido una parte de penitencia, me decía él, qué penitencia va a haber más grande que no poder salir a la calle”.

“El papel que han tenido las cofradías y los cofrades individualmente ha sido el que merece estar a la altura de la historia de las hermandades a las que representan”

 

Sobre lo que está viviendo y cómo lo está haciendo, Bellido señala que “llevo dos momentos de Semana Santa que son muy especiales para mí. Uno fue el Viernes de Dolores, soy hermano de los Dolores y tengo una devoción muy especial por la Virgen. Me emocioné. Reencontrarnos con la Virgen, en la plaza con miles y miles de cordobeses, poder volver a rezarle a la Virgen fue un momento muy, muy especial. Y aquí en la Agonía es muy significativo para mí, porque es el reencuentro con una hermandad a la que me viene el cariño por la amistad con muchos hermanos. Desde el hermano mayor, Curro Carbonero, al capataz, Jesús López, y otros muchos. Hay algunos a los que no he visto en un año. Reencontrarnos aquí, delante de la Virgen y el Señor, es algo que me emociona. Son muchas sensaciones. Es que este año es tan difícil…”

José María Bellido y Salvador Fuentes conversan con el hermano mayor de la Agonía, Curro Carbonero./Foto: LVC

Y, para finalizar, el alcalde transmite a las cofradías “la más sincera enhorabuena, porque lo que estoy viendo en estos días es una organización perfecta para poder celebrar la Semana Santa, adaptándonos a la pandemia”. Y, por otra parte, Bellido manda “ánimo. El ánimo de saber -el año pasado podíamos pecar de ilusos, este año ya no- que el año que viene, de una forma u otra, tendremos Semana Santa en la calle -no sé si será completa, si será como la recordábamos-, pero estaremos en la calle, celebrándola, con lo cual les doy ánimo”. 

Todo ello, sin olvidar un profundo “agradecimiento por el esfuerzo que han hecho durante todo el año en echar una mano, en arrimar el hombro en todas las necesidades sociales que hay en la ciudad. El papel que han tenido las cofradías y los cofrades individualmente ha sido el que merece estar a la altura de la historia de las hermandades a las que representan”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here